Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El descubrimiento de una ciudad perdida egipcia de 3.400 años tiene sorprendidos a los arqueólogos

30.1K
9
Save
Restos de la antigua ciudad egipcia, “The Rise of Aten”.
Restos de la antigua ciudad egipcia, “The Rise of Aten”.
Imagen: Zahi Hawass/Facebook.

Una expedición que trabaja cerca de Luxor, en Egipto, se ha topado con los restos de una antigua ciudad egipcia perdida, en lo que está siendo aclamado como el descubrimiento arqueológico más importante de la región desde la década de 1920.

Advertisement

El arqueólogo Zahi Hawass, exministro de Estado para Asuntos de Antigüedades en Egipto, hizo el anuncio el jueves a través de su página de Facebook. La ciudad de 3.400 años de antigüedad, llamada The Rise of Aten (o El Ascenso de Aten), fue encontrada enterrada en la arena cerca de la ciudad de Luxor, en el sur de Egipto, y el Valle de los Reyes (la ubicación de la tumba del rey Tut). Un equipo de arqueólogos tropezó inadvertidamente con la ciudad mientras buscaba el templo mortuorio de Tutankamón.

Hawass afirma haber dirigido la expedición, pero el arqueólogo es famoso por poner su nombre en prácticamente todo lo que tiene que ver con los descubrimientos relacionados con el antiguo Egipto y por dedicarse a alguna ciencia de mala calidad (como esta). Dejando eso de lado, este último descubrimiento es real, y es difícil exagerar la importancia de este increíble hallazgo.

Partes interiores de la ciudad perdida.
Partes interiores de la ciudad perdida.
Imagen: Zahi Hawass/Facebook

El Ascenso de Aten se remonta al reinado de Amenhotep III, el noveno faraón de la XVIII dinastía del antiguo Egipto. Amenhotep III estuvo en el poder desde aproximadamente 1391 hasta 1353 a.C., y su gobierno coincidió con una edad de oro, una época en la que el antiguo Egipto alcanzó su punto máximo en su poder internacional y producción cultural.

Como explicó Hawass en su comunicado, El Ascenso de Aten fue el centro administrativo e industrial más grande a lo largo de la orilla occidental de Luxor durante este período de tiempo. Muchas “misiones extranjeras” habían buscado esta ciudad, pero eludió el descubrimiento hasta ahora, afirmó.

Advertisement

Betsy Bryan, profesora de arqueología en la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos, y experta en este período de tiempo, dijo que “no hay indicios” de que esta “sección se haya encontrado antes, aunque claramente representa parte de una enorme ciudad real”. El “tamaño de esta ciudad real era de hecho similar a Amarna”, la ciudad capital al norte, y “representa un claro precedente para la próxima ciudad de Akhetaten”, agregó Bryan, que no participó en el proyecto.

Las excavaciones en el área comenzaron en 2020 y, en pocas semanas, el equipo comenzó a descubrir ladrillos de barro. A medida que continuaban las excavaciones, y para su asombro, los arqueólogos comenzaron a darse cuenta de que estaban desenterrando una ciudad de tamaño significativo. A pesar de estar enterrada durante miles de años, la ciudad se encuentra en un estado de conservación razonablemente bueno, con paredes casi completas y habitaciones llenas de artefactos representativos de la vida cotidiana. “Las calles de la ciudad están flanqueadas por casas”, escribió Hawass, con algunas paredes que miden casi 3 metros de altura. El equipo lleva ahora siete meses en el proyecto y todavía hay mucho trabajo por hacer.

Advertisement

Los descubrimientos dentro de la ciudad incluyen anillos, escarabajos, cerámica de colores, cántaros de vino y ladrillos de barro con los sellos del cartucho del rey Amenhotep III, el último de los cuales se usó para fechar la ciudad. Un recipiente lleno de aproximadamente 10 kilogramos de carne seca o hervida presenta la siguiente inscripción: “Año 37, carne preparada para el tercer festival Heb Sed del matadero del corral de Kha hecha por el carnicero Luwy”.

Artefactos encontrados dentro de la ciudad.
Artefactos encontrados dentro de la ciudad.
Imagen: Zahi Hawass/Facebook
Advertisement

“Esta valiosa información, no solo nos da los nombres de dos personas que vivieron y trabajaron en la ciudad, sino que confirmó que la ciudad estaba activa, y el momento de la corregencia del rey Amenhotep III con su hijo Akhenaton”, escribió Hawass.

Se descubrió una panadería en la sección sur de la ciudad, junto con un área para preparar y cocinar alimentos (incluyendo hornos y un área de almacenamiento para ollas). Según su tamaño, “podemos afirmar que la cocina estaba abasteciendo a una gran cantidad de trabajadores y empleados”, dijo Hawass.

Advertisement

Una segunda área, todavía investigada en parte, parece ser el distrito administrativo y residencial, ya que presenta unidades de vivienda más grandes y organizadas. Una pared dispuesta en zigzag encierra esta área, con un único punto de acceso que indica algún tipo de medida de seguridad controlada.

“Hay sectores industriales, todos específicamente divididos por paredes sinusoidales y discretos por función”, explicó Bryan en su correo electrónico. “Esto es excepcional en escala y organización. Abundan los hornos. Ladrillos estampados en grandes cantidades con la fuente de arcilla al lado. Restos de granito de estatuas en funcionamiento”, escribió.

Advertisement

Se descubrieron talleres en una tercera área, incluyendo lugares para fabricar ladrillos de barro. Aquí, el equipo también encontró moldes de fundición, que probablemente se usaron para producir amuletos y “elementos decorativos delicados”, según Hawass, añadiendo que es “una evidencia más de la extensa actividad en la ciudad para producir decoraciones tanto para templos como para tumbas”. Los arqueólogos también encontraron herramientas posiblemente utilizadas para hilar y tejer, y evidencia de fabricación de metal y vidrio, aunque aún no se ha descubierto el área principal en la que se realizaron estas actividades.

Un entierro humano encontrado dentro de la ciudad.
Un entierro humano encontrado dentro de la ciudad.
Imagen: Zahi Hawass/Facebook
Advertisement

El equipo también encontró un entierro humano, en el que se encontró a un individuo acostado con los brazos colocados a los lados y los restos de una cuerda atada alrededor de las rodillas. La ubicación y posición de esta persona fue descrita como “extraña” y merece una mayor investigación. Lo mismo ocurre con un entierro extraño que involucra a una aparente vaca o toro que se encuentra dentro de una habitación.

El Ascenso de Aten finalmente fue abandonado y reubicado en Amarna, 400 km al norte, por razones que aún eluden a los arqueólogos. “Solo mas excavaciones del área revelarán lo que realmente sucedió hace 3.500 años”, escribió Hawass.

Advertisement

Curiosamente, todavía hay mucho por explorar dentro de esta antigua ciudad, incluyendo un gran cementerio y una colección de tumbas excavadas en la roca. De repente, es 1922 de nuevo.