Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El futuro del coronavirus cuando acabe la pandemia es convertirse en una simple enfermedad infantil

Viales refrigerados de la vacuna contra la covid-19 desarrollada por Pfizer/BioNTech
Viales refrigerados de la vacuna contra la covid-19 desarrollada por Pfizer/BioNTech
Foto: Ariana Drehsler (Getty Images)

Si no tienes hijos es probable que nunca hayas oído hablar del rotavirus. Es un patógeno común que causa vómitos y diarrea, y que puede dejar al pequeño un par de semanas en cama si sus padres cometen el error de no vacunarle. Ese es, precisamente el futuro que los científicos auguran al coronavirus.

La mayor parte de adultos ya han sufrido de rotavirus en alguna ocasión (o les vacunaron de pequeños), por lo que si vuelven a contraer el patógeno las consecuencias no pasan de unos cuantos días con diarrea vómitos, dolor de estómago y malestar. En niños es más peligroso porque los pequeños nunca han contraído rotavirus antes y caen enfermos con más intensidad y durante más tiempo. Esa es la razón por la que es tan importante vacunarlos. La vacuna contra el rotavirus no es obligatoria, pero sí muy recomendable.

Advertisement

El caso del rotavirus es interesante porque ilustra lo que los epidemiólogos creen que ocurrirá con el coronavirus. La comunidad científica cree que el SARS-CoV-2 ha venido para quedarse, entonces ¿cómo acabará la pandemia?Pues con vacunación masiva e inmunización de la población adulta. Eso es al menos lo que explica un estudio publicado en la revista Science.

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Frank Augstein (Getty Images)

Ahora mismo el SARS-CoV-2 es un problema de salud de primer orden porque es un patógeno completamente nuevo para el ser humano. Nunca antes nos habíamos expuesto a él ni a su vacuna. En ese sentido somos como niños. Cualquiera que tenga niños pequeños en casa sabe que son máquinas de contraer enfermedades, y la razón es que sus organismos son nuevos y nunca han lidiado con la enorme lista de patógenos que nuestro cuerpo ya ha pasado y por tanto sabe reconocer. El problema, por supuesto, es que el sistema inmune de los adultos no es ni de lejos tan eficaz como el de los niños, por lo que encima de enfrentarnos a un virus nuevo, lo hacemos en desventaja.

La doctora Jennie Lavine, de la Universidad Emory en Atlanta y sus colegas creen que una vez la mayor parte de la población adulta haya sido expuesta al coronavirus causante de la covid-19, el patógeno pasará a engrosar las filas de esa molesta colección de enfermedades leves o no tan leves que nos hacen la vida imposible a los padres pero que en raros casos suponen más molestia que un resfriado común. La referencia no está fuera de lugar porque Levine y su equipo han estudiado precisamente la evolución de otros seis coronavirus ya conocidos. Cuatro de ellos son los causantes del resfriado y solo producen síntomas leves. Los otros dos son los causantes de los brotes de SARS y MERS en 2003 y 2012, y aunque sus síntomas son más severos, nunca se difunden tanto como lo ha hecho la covid-19. Lavine explica:

El Coronavirus se convertirá en un patógeno endémico, pero la clave para llegar a ese estado es la velocidad a la que se transmite y la velocidad con la que somos capaces de vacunar a la población. La clave de todo es lograr que todo el mundo se exponga a la vacuna lo antes posible.

Advertisement

Las vacunas no erradicarán la covid-19 como lo han hecho con otras enfermedades mucho peores, pero al menos convertirán al dichoso SARS-CoV-2 en un catarro más. No es el mejor de los futuros, pero es mucho mejor que la situación que tenemos ahora, y un dato esperanzador con el que concuerdan la mayor parte de científicos. [Science vía NY Times]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter