Photo: AP

Tim Wu es un abogado estadounidense especializado en antimonopolio, telecomunicaciones y derechos de autor que pasará a la historia por haber acuñado la famosa expresión “neutralidad de la red”. En una entrevista reciente con The Verge, Wu argumenta que el gobierno de Estados Unidos debería “romper” Facebook, separándola de WhatsApp e Instagram.

Según el abogado, las grandes compañías tecnológicas como Google, Amazon y Facebook son una creciente amenaza para la democracia del país, una circunstancia que el gobierno podría combatir al estilo de Teddy Roosevelt: con una aplicación agresiva de las leyes antimonopolio.

“Creo que si analizas detenidamente la adquisición de WhatsApp e Instagram, sería fácil probar que los efectos de esas adquisiciones han sido anticompetitivos por varias razones”, dice Wu.

“¿Cuál sería el daño? Tendrías tres competidores. No sería ‘Oh, Dios mío, si te deshaces de WhatsApp e Instagram, el mundo se derrumbará’. Sería ‘Bueno, ahora tienes varias empresas que de verdad intentan ser una alternativa a Facebook’”.

El gobierno de Estados Unidos no es ajeno a la práctica de dividir empresas cuando se vuelven demasiado grandes; ya lo hizo con Standard Oil y con la AT&T original. Ahora la práctica está quedando atrás y eso, dice Wu, está dañando la innovación. El caso es que el gobierno aprobó la compra de WhatsApp e Instagram cuando ambas eran competidoras de Facebook en pleno crecimiento. Por eso, separar las tres compañías no sería difícil.

La Ley Antimonopolio Clayton de 1914 permite que las fusiones sean estudiadas por los posibles efectos anticompetitivos, y Wu cree que el caso contra Facebook es tan fácil que podría dividirse sin cambiar los estándares de bienestar del consumidor. Está el hecho de que la competencia bajó tras las adquisiciones de Instagram y WhatsApp, y también existe la idea de que la cantidad de competidores de lo que Wu llama el “mercado de la atención” disminuyó al mismo tiempo.

“La forma más fácil de hacerlo es comenzar separando WhatsApp e Instagram para que sean compañías independientes”, dice Wu. “Con suerte, esas compañías intentarán introducir mejores opciones de privacidad y nuevas funciones de redes sociales. Ahora mismo, dado que todas son propiedad de la misma empresa, en realidad nunca se les permite alcanzar la nave nodriza y ser un verdadero sustituto de Facebook. Creo que WhatsApp está en una posición aún mejor [que Instagram], francamente, para tratar de hacerlo. Tienen un excelente servicio de mensajería que todo el mundo ama”.

Advertisement

Facebook no está en su mejor momento. El último estudio de Pew Research sobre el mercado norteamericano señala que 1 de cada 4 estadounidenses ha borrado la aplicación de su teléfono en el último año. El 42% dice que en alguna ocasión pasó semanas sin mirar la red social y más de la mitad ha modificado sus ajustes de privacidad para evitar que su información acabe en manos no deseadas, como ocurrió con la empresa Cambridge Analytica.