Ahora mismo, en alg√ļn rinc√≥n de Mountain View, en la sede de Google, m√°s de uno se estar√° rascando la cabeza con gesto de incredulidad. ¬ŅC√≥mo se nos ha podido escapar WhatsApp? Es probablemente la pregunta que se est√© haciendo Larry Page, co-fundador de Google y consejero delegado. Durante los 10 a√Īos que Eric Schmidt fue CEO de Google, su gran error, admitido por √©l, fue no predecir el auge de Facebook y las redes sociales. No reaccionar a tiempo. Haber dejado escapar a WhatsApp puede ser el segundo gran error en la historia de Google.

Advertisement

En cualquier operaci√≥n de calado como esta siempre hay vencedores y vencidos. Facebook acaba de desembolsar 19.000 millones de d√≥lares para hacerse con WhatsApp y hay dos claros ganadores: Facebook, porque se hace con uno de sus rivales m√°s directos a largo plazo (a un elevad√≠simo precio, eso s√≠) y WhatsApp, porque... est√° claro, por ese 19 y 9 ceros detr√°s. ¬ŅEl perdedor? Google. La compa√Ī√≠a ya intent√≥ comprar WhatsApp al menos en una ocasi√≥n (el a√Īo pasado, seg√ļn diversos rumores), pero no supo, no quiso o no pudo.

Seg√ļn Forbes, Google ofreci√≥ 10.000 millones de d√≥lares a los fundadores de WhatsApp para comprar la compa√Ī√≠a. Sin embargo no les ofreci√≥ un puesto en el consejo de direcci√≥n de Google. No funcion√≥. Un grave error de c√°lculo. ¬ŅPor qu√© ?

Google se queda (a√ļn m√°s) perdido en redes sociales

Advertisement

Facebook ha comprado WhatsApp como un movimiento defensivo y ofensivo a la vez. Con 450 millones de usuarios activos al mes, se estaba convirtiendo en la aplicaci√≥n predilecta de los j√≥venes para comunicarse en tiempo real. Con la compra, Facebook desactiva WhatsApp y lo une para su causa. Se refuerza como LA red social, en cualquier plataforma, tanto en tiempo real como en otros tipos de usos. Google, mientras, se queda a√ļn m√°s perdido en esa confluencia clave de lo social y el m√≥vil. Comprar WhatsApp habr√≠a sido un gran movimiento defensivo para evitar que su gran rival creciera a√ļn m√°s. Demasiado tarde.

Era la 2ª oportunidad para no perder el tren

Comprar WhatsApp habr√≠a sido tambi√©n un gran movimiento ofensivo para Google. Google+ sigue siendo una ciudad fantasma (540 millones de usuarios activos, aunque la mitad no la visita cada mes). Hasta la propia compa√Ī√≠a lo admite y ha cambiado su discurso. Ya no lo ve como un competidor de Facebook, sino como "una forma de entender los h√°bitos online de la gente". Ya.

Advertisement

Comprar WhatsApp hubiera sido la segunda oportunidad para Google de subirse a las redes sociales, esas que ahora son instantáneas y en el móvil. Facebook lo ha entendido muy bien. Nació como un producto web, había que reaccionar. Google tenía una nueva oportunidad de enmendar el error del pasado y la ha dejado pasar.

¬ŅC√≥mo sacar partido a Android?

Advertisement

Google est√° tranquilo. Tiene algo que Facebook so√Ī√≥ con tener: un sistema operativo en el m√≥vil. De hecho Facebook intent√≥ algo parecido con Facebook Home y fue un completo fracaso. Android domina en todo el mundo, pero hay un problema: Google a√ļn no sabe del todo c√≥mo sacarle partido, c√≥mo encajarlo. Prueba de ello es la venta de Motorola a Lenovo para evitar da√Īar la posici√≥n dominante de Android cabreando a los fabricantes.

Google cuenta con un dominio indiscutible en el m√≥vil a nivel de plataforma tecnol√≥gica, pero a√ļn le falta traducirlo en servicios propios que utilicen millones de personas en el mundo m√°s all√° de Gmail. Google Now es un intento. YouTube es un enorme activo. Maps otro. Sin embargo, ninguno de ellos tiene el componente de socializaci√≥n en tiempo real que tiene WhatsApp. La aplicaci√≥n de mensajer√≠a podr√≠a haber sido el nuevo YouTube de Google en la era del m√≥vil y las redes sociales. Ya no.

Advertisement

Inventar el futuro (sin olvidarse del presente)

Google Glass, robots, coches aut√≥nomos... La compa√Ī√≠a est√° obsesionada con inventar y dominar el futuro lejano. Tanto que en varias ocasiones, como con las redes sociales, se ha olvidado del presente y el futuro inmediato.

Advertisement

El primer paso de Larry Page cuando asumi√≥ el puesto en 2011 fue intentar centrar a la compa√Ī√≠a, eliminar distracciones. Tres a√Īos despu√©s, Google se ha embarcado en tantos nuevos proyectos futuristas que vuelve demostrar ser un gigante lento y desorientado en terrenos clave del presente.

¬ŅUn error enmendable?

La gran pregunta ahora es c√≥mo afectar√° la compra de WhatsApp a Facebook y a Google. C√≥mo mejorar√° la posici√≥n de la primera (o no) y empeorar√° (o no) la de Google en el terreno de la publicidad online, las comunicaciones y el m√≥vil. Google podr√≠a comprar alguno de los principales competidores de WhatsApp (dinero no le falta): ¬ŅLine, Telegram? Es una opci√≥n. Sin embargo, sin una direcci√≥n clara de hacia d√≥nde quiere llegar Google en el m√≥vil, sacar la cartera servir√° de poco. O nada.

Advertisement

Fotos: AP y Getty Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)