Imagen: El Grito, de Munch

El Grito, la pintura m√°s famosa creada por el artista noruego Edvard Munch en 1893, ha ganado notoriedad a lo largo de los a√Īos por su supuesta representaci√≥n de un hombre gritando frente al abismo. Seg√ļn el British Museum, no existe grito, y tienen una prueba para corroborarlo.

El museo asegura que tienen en su poder una impresi√≥n en blanco y negro de la imagen que demostrar√≠a que durante d√©cadas hemos estado equivocados. Seg√ļn explic√≥ Giulia Bartrum, curador de la pr√≥xima exposici√≥n dedicada al artista noruego:

Esta versi√≥n rara de El Grito que estamos exhibiendo en el Museo Brit√°nico deja en claro que la obra de arte m√°s famosa de Munch representa a una persona que escucha un ‚Äėgrito‚Äô y no, como muchas personas contin√ļan asumiendo y debatiendo, una persona grita.

Y es que la litograf√≠a, a diferencia de las obras de colores, presenta una inscripci√≥n de Munch que dice: ‚ÄúSent√≠ un gran grito en toda la naturaleza‚ÄĚ. Las palabras del artista son una referencia a su inspiraci√≥n para la pintura. Munch caminaba por un fiordo en Oslo en 1892 cuando el cielo se puso de un tono rojizo, una visi√≥n que tuvo un profundo efecto sobre √©l. Seg√ļn Bartrum:

Munch incluyó deliberadamente el título de esta versión para describir cómo se inspiró en la ansiedad que repentinamente sintió. Estaba tratando de captar una emoción o momento en el tiempo. A través de la inscripción sabemos cómo se sintió. La gente piensa que esta es una persona que grita pero eso no es lo que está pasando.

Es un hombre que escucha, ya sea en su cabeza o no. Siente la sensaci√≥n de que la naturaleza est√° gritando a su alrededor. No tengo ninguna duda de que esta figura ic√≥nica est√° reaccionando a las fuerzas externas de la naturaleza en esa ladera. Lo que a√ļn se puede debatir es si, para Munch, esas fuerzas eran reales o psicol√≥gicas.

Advertisement

De estar en lo cierto, la interpretación de uno de los cuadros más famosos de todos los tiempos habría llegado a su fin después de décadas de controversia. [Telegraph]