Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El helicóptero Ingenuity ya descansa sano y salvo sobre la superficie de Marte

El helicóptero Ingenuity de la NASA ya está un paso más cerca de realizar su primer vuelo a Marte. El sábado, la agencia espacial anunció que el helicóptero había sido depositado con éxito en la superficie del planeta por el rover Perseverance, que hasta ahora ha servido como nave nodriza y estación de carga del Ingenuity.

Advertisement

Desde su llegada a Marte el pasado febrero, este helicóptero de 80 millones de dólares y 1,8 kilogramos de peso descansaba sobre la panza del rover Perseverance. Pero recientemente, Perseverance consiguió transportar al Ingenuity hasta su destino: una planicie de 10 por 10 metros desde donde intentará realizar el que será el primer vuelo controlado de una aeronave en otro planeta.

Una vez que el Perseverance alcanzó el lugar exacto desde el que la NASA quería que partiera el helicóptero, comenzó el complicado proceso de despliegue. Durante los preparativos, el helicóptero se colocó en posición vertical, extendió sus patas y cargó sus baterías a través del Perseverance por última vez.

El momento más angustioso llegó este sábado cuando el rover dejó caer el Ingenuity desde una altura de unos 10 cm sobre la superficie de Marte. Afortunadamente la maniobra fue todo un éxito.

“¡Se confirma el aterrizaje del #MarsHelicopter! Su viaje de 471 millones de kilómetros a bordo del @NASAPersevere terminó con una caída final de 10 cm desde el vientre del rover hasta la superficie de Marte. ¿Su próximo hito? Sobrevivir a la noche”, publicó la cuenta del el sábado en Twitter el Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

Advertisement

Aunque ese comentario de “sobrevivir a la noche” parece buscar un efecto dramático, la NASA lo dice literalmente. Como explicó Bob Balaram, ingeniero jefe del proyecto, hasta ahora Ingenuity estaba conectado al Perseverance, lo que le permitía cargar su batería y calentarse a través del rover, permitiéndole mantener su interior a unos 7 ° C.

Tener una fuente de calor es muy importante en Marte, donde las temperaturas pueden descender hasta los -90° C. El calor protege las piezas sensibles, como las baterías y los circuitos del helicóptero, que pueden congelarse o agrietarse debido a las bajas temperaturas.

Advertisement

Pero eso era gracias al Perseverance. Ahora el Ingenuity tendrá que acostumbrarse a soportar menores temperaturas y arreglárselas por su cuenta. El helicóptero también tendrá que depender de su propia capacidad para generar energía. Antes de despedirse del Perseverance, el Ingenuity cargó sus baterías al 100% y ahora dependerá del sol.

Balaram explicó que la energía del Sol es más débil en Marte, más o menos la mitad de lo que nos encontraríamos en la Tierra en un día soleado. Sin embargo, eso debería ser suficiente para que el panel solar del helicóptero cargue sus baterías.

Advertisement

“El Ingenuity no puede permitirse el lujo de mantener la temperatura de su interior a 7º, eso requeriría demasiada energía de la batería”, dijo Balaram. “En cambio, cuando se despierte sobre la superficie después de caer, su termostato marcará -15° C o menos. ¡Así que tendrá que sobrevivir la primera noche por su cuenta!”.

Durante los próximos días, el equipo del Ingenuity comprobará la temperatura del rover y si es capaz de cargar sus baterías. Si todo está correcto, la NASA comenzará a probar las palas del rotor y sus distintos motores y sensores.

Advertisement

El sábado, la NASA anunció que el primer vuelo del Ingenuity no será antes del 11 de abril. El helicóptero dispondrá de 30 soles marcianos —31 días terrestres— para llevar a cabo sus vuelos de prueba.