El tifĂłn Wutip, a su mĂĄxima potencia
GIF: CIMMS

Los Ășltimos años hemos sido testigos de unas cuentas tormentas tropicales realmente raras. Esta semana podemos añadir una mĂĄs. El tifĂłn Wutip ha barrido las costas de Guam. Eso de por sĂ­ ya es raro, pero es que ademĂĄs Wutip ha ido creciendo hasta formar un monstruo muy poco convencional.

Wutip se ha convertido en la primera tormenta de categoría 5 de cualquier tipo (tifón, ciclón o huracån) que se ha registrado en el hemisferio norte en esta época del año desde que tenemos constancia de ello.

Cuando hablĂĄbamos de Wutip el viernes, todos los pronĂłsticos apuntaban a que amainarĂ­a antes del fin de semana. En su lugar, la tormenta explotĂł en un supertifĂłn con vientos de mĂĄs de 240 kilĂłmetros por hora el sĂĄbado. Al dĂ­a siguiente siguiĂł oscilando entre velocidades de 200 a 260 kilĂłmetros por hora. En esas 12 horas, y segĂșn datos del Centro Conjunto de Alerta de Tifones, se registraron rĂĄfagas con picos de hasta 290 kilĂłmetros por hora.

Todo ello pone a Wutip muy por encima del récord que hasta ahora tenía establecido el supertifón Higos, cuyos vientos alcanzaron los 240 kilómetros por hora en febrero de 2015. Ademås, se ha convertido en la primera tormenta de categoría 5 en formarse en el Océano Pacífico y en todo el hemisferio norte.

Desde el espacio, Wutip mostraba un amplio ojo simétrico propio de los ciclones anulares, tormentas que generalmente se forman en el mar con vientos muy potentes.

Advertisement

Aspecto del tifĂłn el martes, cuando no era tan formidable.
GIF: Colorado State University

Desde el fin de semana, la tormenta ha ido amainando a medida que se acercaba a Filipinas. Lo que causó su repentino aumento de potencia durante el fin de semana fue un inusual caso de mala suerte. La receta normal para que los vientos se intensifiquen muy rapidamente es que haya vientos débiles en los niveles superiores de la atmósfera y el agua del mar ronde los 30 grados Celsius.

Esas condiciones son muy raras en el hemisferio norte en esta época del año, pero el Niño ha cambiado las tornas en algunas partes del Pacífico. En el caso de Wutip, los vientos superiores eran ya moderados y el agua estaba a 29 grados. No son las condiciones ideales, pero parece que Wutip ha roto todos los pronósticos.