¬ŅEncender la cafetera desde la cama con tu smartphone y que este te avise cuando el espresso est√° listo? Algo as√≠ ya es posible, como se ve en el v√≠deo de arriba. Y es solo un ejemplo de lo que est√° por llegar, de la Internet de las cosas y c√≥mo afectar√° a nuestro d√≠a a d√≠a. ¬ŅActivar la la lavadora desde la oficina con un tablet? Hecho. ¬ŅQue la nevera te env√≠e un aviso al m√≥vil si te quedan pocos alimentos? Hecho. Y lo mejor: imagina que algo as√≠ funcionara con cualquier marca de electrodom√©stico, m√≥vil o tableta. Qualcomm ha presentado una nueva iniciativa durante el Mobile World Congress que busca justo eso.¬†

Se llama AllJoyn¬†y es una plataforma en software libre disponible para desarrolladores que puede funcionar con cualquier sistema operativo (iOS, Android, BlackBerry...) y con cualquier equipo. La idea es crear una √ļnica plataforma, un est√°ndar que puedan utilizar todos los fabricantes para conectar aparatos entre s√≠. Algo parecido a lo que ocurre ahora con Qi para los cargadores inal√°mbricos, pero aplicado a la Internet de las cosas.¬†

¬ŅCu√°les podr√≠an ser las aplicaciones de AllJoyn? Unas cuantas. De momento, lo m√°s inmediato ser√≠a la posibilidad de transmitir v√≠a WiFi streaming de audio desde un m√≥vil o una tableta a un televisor, sistema de audio o cualquier aparato capaz de reproducir sonido y que sea compatible con AllJoyn.

Qualcomm ha trabajado con los desarrolladores de la aplicaci√≥n DoubleTwist para demostrar la viabilidad. Te bajas en el m√≥vil la app en iOS o Android, le das a una canci√≥n, luego a un bot√≥n de compartir, y listo, la m√ļsica podr√≠a sonar en cualquier equipo de la casa, sea una tele, un equipo de alta fidelidad, un PC... Qualcomm est√° ya en conversaciones con fabricantes y los primeros equipos compatibles con la plataforma AllJoyn se lanzar√°n comercialmente a mediados de a√Īo.

Advertisement

El siguiente paso será conectar móviles y tabletas a casi cualquier electrodoméstico u objeto del hogar, desde una lavadora a un marco para fotos digitales, pasando por los contadores de suministros, para manejarlos en remoto o que los aparatos se envíen notificaciones entre sí. 

La duda es cu√°nto tardar√° la Internet de las cosas en convertirse en algo masivo. Teniendo en cuenta que renovamos una nevera o un coche cada 7 o 10 a√Īos, o m√°s, se hace dif√≠cil pensar en un impacto claro hasta dentro de al menos una d√©cada. Es bastante tiempo. Lo bueno, el futuro ya ha comenzado. [AllJoyn]