Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El ilusionista David Blaine logra ascender a 7600 metros de altura colgado de 52 globos de helio

Gif: David Blaine / YouTube

Recientemente os contábamos la historia de una calculadora online creada por el físico Dominik Czernia que sirve precisamente para calcular cuántos globos de helio hacen falta para izar a una persona por los aires. El ilusionista David Blaine acaba de llevar a la práctica el experimento.

Advertisement

Blaine llevaba más de 10 años preparándose física y mentalmente para esta extraña proeza. Hace unas horas finalmente lo ha conseguido. Ha salido volando con sus hombros sujetos a 52 globos de helio de gran tamaño mediante un arnés. Tras un buen rato de vuelo y de dejar atrás lastre para seguir ascendiendo, Blaine ha logrado alcanzar los 24.900 pies de altura (alrededor de 7620 metros). En ese momento se ha desprendido de los globos y ha descendido suavemente en paracaídas. Toda la proeza se ha grabado en vídeo mediante varias cámaras sujetas al propio ilusionista y a bordo de un helicóptero. El resultado es un programa especial de más de dos horas que se ha publicado en YouTube, pero siempre puedes irte directamente a la parte del despegue y vuelo.

Resulta raro hablar de proeza en este caso concreto. Sobre todo cuando Blaine ha cometido locuras del tipo de enterrarse vivo o pasar horas encerrado en un bloque de hielo. Comparado con eso, este vuelo en globo parece algo mucho más inofensivo, pero no está exento de riesgos. La hipotermia y la falta de oxígeno a esa altura son solo dos de ellos. Cualquier fallo técnico también puede hacer que peligre la vida del artista.

Advertisement

Para llegar hasta este día, Blaine ha tenido que completar cerca de 500 saltos en paracaídas, aprender a leer los patrones de viento y hasta se ha tenido que sacar la licencia de piloto de globos aeroestáticos. La idea original era cruzar el río Hudson sobre Nueva York, pero los vientos de la zona obligaron a trasladar la prueba al más seguro desierto de Arizona. Al menos las vistas son espectaculares. [David Blaine]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter