Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Eldgjá (Wikimedia Commons)

El poema medieval más famoso de Islandia, Voluspá, predice el final de los dioses paganos y la llegada de un nuevo dios. Con el texto se produce la conversión de Islandia al cristianismo, que se formalizó alrededor del final del undécimo siglo. Resulta que el “milagro” partió de una erupción volcánica.

Advertisement

Así lo aseguran un equipo de científicos e historiadores de la Universidad de Cambridge, quienes han utilizado la información contenida en núcleos de hielo y anillos de árboles para dar fe de una erupción volcánica masiva que tuvo lugar poco después de que la isla se asentó por primera vez.

Una vez fecharon la erupción, los investigadores encontraron que el famoso poema medieval realmente describe la erupción y utiliza recuerdos de ella para estimular la cristianización de Islandia.

Advertisement

La erupción del Eldgjá en el siglo X se conoce como una inundación de lava: un tipo raro de erupción volcánica prolongada en la que grandes flujos de lava envolvieron el paisaje, acompañado por una bruma de gases sulfurosos. No es raro, de hecho, Islandia se especializa en este tipo de erupción. El último ejemplo ocurrió en 2015, y afectó la calidad del aire a 1400 kilómetros de distancia en Irlanda.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Odin y la Völva (Wikimedia Commons)
Advertisement

¿El problema? Que hasta ahora la fecha de la erupción ha sido incierta, lo que ha dificultado la investigación sobre sus posibles impactos. Se sabía que fue un evento colosal con alrededor de 20 kilómetros cúbicos de lava en erupción, lo suficiente para cubrir todo Reino Unido.

Sin embargo, el estudio del equipo de Cambridge identificó la fecha de la erupción utilizando registros de hielo de Groenlandia que preservan la precipitación volcánica de Eldgjá. Usando las pistas contenidas en los núcleos de hielo, los investigadores encontraron que la erupción comenzó alrededor de la primavera de 939 y continuó al menos hasta el otoño de 940. Según Clive Oppenheimer, del Departamento de Geografía de Cambridge:

Esto ubica la erupción directamente dentro de la experiencia de las primeras dos o tres generaciones de colonos de Islandia. Parte de la primera ola de migrantes a Islandia bien pudo haber sido testigo de la erupción.

Advertisement

Una vez que tenían una fecha para la erupción de Eldgjá, ​​investigaron sus consecuencias. Primero, una neblina de polvo sulfuroso se extendió por Europa, registrada como avistamientos de un Sol de color “rojo sangre”. Luego, el clima se enfrió cuando la capa de polvo redujo la cantidad de luz solar que llegaba a la superficie, lo cual es evidente en los anillos de los árboles de todo el hemisferio norte.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: El nuevo mundo que se levanta después de Ragnarök (Wikimedia Commons)
Advertisement

De hecho, la evidencia contenida en los anillos de los árboles sugiere que la erupción desencadenó uno de los veranos más fríos de los últimos 1500 años. El equipo luego miró las crónicas medievales para ver cómo el clima frío afectaba a la sociedad. Según el investigador y coautor Dr. Tim Newfield:

El sufrimiento humano a raíz de Eldgjá fue generalizado. Desde el norte de Europa hasta el norte de China, la gente experimentó inviernos largos y duros y una severa sequía de primavera a verano. Se produjeron infestaciones de langostas y muertes de ganado. El hambre no se estableció en todas partes, sino a principios de los años cuarenta.

Los efectos de la erupción de Eldgjá deben haber sido devastadores para la joven colonia en Islandia; muy probablemente, la tierra fue abandonada y llegó una hambruna severa. Sin embargo, no hay textos que hayan sobrevivido de la propia Islandia durante este tiempo que nos proporcionen cuentas directas de la erupción.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Cañón de Eldgjá (Wikimedia Commons)

Aquí es donde aparece el famoso poema medieval. El Voluspá (La profecía de la vidente) refleja cómo era la erupción. Como decíamos al comienzo, el poema, que puede fecharse en el año 961, predice el final de los dioses paganos de Islandia y la llegada de un nuevo dios singular, y fue la conversión de Islandia al cristianismo, la cual se formalizó alrededor del final del undécimo siglo.

Advertisement

Parte del poema describe una terrible erupción con explosiones que iluminaron el cielo, y con el Sol oscurecido por gruesas nubes de ceniza y vapor. También se habla de los veranos fríos que se esperarían después de una erupción masiva, y los investigadores relacionan estas descripciones con el espectáculo y los impactos de la erupción de Eldgjá, ​​la más grande de Islandia desde su asentamiento.

Por último, las imágenes apocalípticas del poema marcan el final del mundo de los antiguos dioses. Los investigadores cuentan que estas líneas pueden haber tenido la intención de reavivar recuerdos desgarradores de la erupción para estimular el cambio religioso y cultural masivo que tuvo lugar en Islandia en las últimas décadas del siglo X. [Phys]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter