Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Rara vez hay un momento tan satisfactorio en la televisión como ver a alguien hacerse rico en Antiques Roadshow cuando un artículo al azar vale una fortuna. Eso es exactamente lo que sucedió en el episodio de la pasada noche cuando un veterano de la Fuerza Aérea supo que un Rolex raro que nunca había usado valía más de 700.000 dólares.

Advertisement

El episodio fue filmado en Bonanzaville en West Fargo, Dakota del Norte, y según cuenta la historia, un miembro de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, que estuvo en Tailandia en los años 70, notó que los pilotos de aerolíneas comerciales usaban relojes Rolex y asumió que era una respetada marca. Unos años más tarde, mientras buscaba un reloj adecuado para bucear, el veterano ordenó un Rolex Oyster Cosmograph Reference 6263 a través de la base por 345 dólares, un precio que probablemente hace que los coleccionistas de relojes estén tirándose de los pelos en este momento, pero en 1974, cuando este reloj se ordenó, los soldados alistados solo ganaban entre 300 y 400 dólares al mes, por lo que definitivamente fue un estímulo.

Cuando tomó posesión del reloj un año más tarde, el veterano decidió que era demasiado agradable meterse con el agua salada mientras buceaba, e incluso demasiado agradable para usar. Así que lo guardó en una caja de seguridad con el embalaje y el papeleo originales, y solo lo retiró un par de veces a lo largo de los años para admirar su inversión. Fue esa decisión la que potencialmente dejará a este veterano con una buena cantidad de dinero si decide poner su Rolex a subasta.

El Rolex Daytona, como también se lo conoce a este reloj, es codiciado por los coleccionistas de relojes por muchas razones, incluido el hecho de que Paul Newman llevaba un modelo similar en la película Winning. Sin embargo, este Rolex Daytona se considera un paso adelante del modelo que aparece en esa película, con una resistencia mejorada al agua como se indica con la palabra “Oyster” en el frontal, lo que hace que este modelo sea especialmente raro.

Advertisement

Pero debido a que este veterano nunca usó su Rolex, conservando incluso una etiqueta de aluminio en la parte posterior del reloj que generalmente se borra con el tiempo, el reloj está esencialmente nuevo, aunque fue fabricado en 1971. Eso, con el embalaje original, la documentación, las facturas y la documentación de garantía que nunca se completaron, llevaron al tasador de Antiques Road a estimar que podría alcanzar entre 500.000 y más de 700.000 dólares en una subasta, dada la reciente popularidad y demanda de este modelo específico de Rolex. Es un retorno significativo de la inversión, y una razón suficiente para revisar el cajón del reloj de tus abuelos la próxima vez que los visites.

Share This Story

Get our newsletter