Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El Nokia 7.2 es un android puro de 350 euros con cámara de 48 megapíxeles y óptica Carl Zeiss

22.6K
12
Save
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

El Nokia 7.1 del año pasado estaba cerca de ser el smartphone de gama media perfecto. Tenía un diseño elegante y discreto, ejecutaba una versión limpia de Android y tenía unas cámaras mejores de lo que puedes esperar por ese precio. La única pega que tenía era la mediocre duración de su batería.

Con su nueva gama media para este 2019, la cosa se está volviendo más compleja. Nokia ha decidido pasar de un teléfono a dos, los nuevos Nokia 6.2 y Nokia 7.2. Por fuera, ambos teléfonos se ven casi idénticos: comparten el mismo diseño de aluminio y cristal, una pantalla Full HD de 6,3 pulgadas con un notch en forma de lágrima y un módulo con tres cámaras en la parte de atrás. La única pista que revela el nivel de sofisticación extra del 7.2 es su particular acabado verde cian y el pequeño logotipo de Zeiss que hay en su parte trasera.

Advertisement
La mejor forma de distinguirlos es buscar la palabra Zeiss en su parte trasera.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Esto se debe a que, en lugar del sensor principal de 16 MP junto con una lente gran angular de 8 MP y un sensor de profundidad de 5 MP que trae el Nokia 6.2, el Nokia 7.2 viene con una cámara principal de 48 MP y una óptica Zeiss especial. Esto permite al Nokia 7.2 sacar fotos de 48 MP a máxima resolución, o varias de 12 MP combinadas en entornos de poca luz, cuando sea necesaria una mayor sensibilidad. Como los gama alta.

Y gracias a sus lentes Zeiss, el Nokia 7.2 también ofrece tres modos bokeh exclusivos que no trae el 6.2, llamados Zeiss Modern, Zeiss Swirl y Zeiss Smooth. Además de todo esto, el 7.2 viene con un modo de disparo asistido por IA que puede sacar entre ocho y 20 imágenes en función de las condiciones lumínicas que haya, y que el teléfono usará para juntar las múltiples exposiciones, creando una composición de más calidad.

Advertisement

Por lo demás, tanto el 6.2 como el 7.2 cuentan con la tecnología PureDisplay de Nokia que tiene un procesador Pixelworks dedicado. Se trata de convertir automáticamente contenido de definición estándar a HDR, lo cual mejora aun más gracias al brillo de 500 nits de su pantalla.

Y aunque no sea algo realmente emocionante, está bien ver que Nokia abordó los problemas de la duración de la batería de su teléfono anterior, añadiendo baterías de 3.500 mAh para ambos terminales.

Advertisement
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

En cuanto al resto de sus especificaciones, el Nokia 6.2 trae un chip Snapdragon 636, 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento (más una ranura para tarjeta microSD). El 7.2 tiene un procesador Snapdragon 660, 4GB de RAM, y 128 GB de almacenamiento de base. Y aunque Samsung puede haber eliminado el jack de auriculares del nuevo Note 10, tanto el 6.2 como el 7.2 todavía cuentan con el práctico puerto de audio de 3.5 mm.

Advertisement

Se espera que el Nokia 6.2 llegue en algún punto de octubre por unos 210 euros, y el Nokia 7.2 estará disponible a finales de septiembre por unos 350 euros.


Para ver fotos espectaculares síguenos en Instagram @GizmodoES

Share This Story