Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: SpaceX

El jueves, SpaceX aterrizó por primera vez los tres propulsores del Falcon Heavy tras lanzar un satélite al espacio. Mientras que los aceleradores laterales aterrizaron en tierra firme, el núcleo central se posó sobre la barcaza Of Course I Still Love You a mil kilómetros de la costa de Florida.

Ahora SpaceX ha confirmado que el cohete se cayó al océano mientras era remolcado hasta Puerto Cañaveral: “A medida que las condiciones empeoraron con olas de 2 a 3 metros, el propulsor empezó a inclinarse hasta que no pudo mantenerse erguido. Si bien esperábamos recuperar el propulsor intacto, la seguridad de nuestro equipo siempre tiene prioridad”.

Advertisement

La compañía tiene una solución para este tipo de inconvenientes: una especie de Roomba gigante llamada Octograbber que se encarga de asegurar el cohete. Sin embargo, el Octograbber no está adaptado aún al Falcon Heavy. Según Elon Musk, “los accesorios de fijación son diferentes de los del Falcon 9 estándar y no estuvieron listos a tiempo”. El núcleo central del Falcon Heavy es como una primera etapa de Falcon 9 modificada.

De acuerdo con SpaceX, la pérdida parcial del propulsor (los motores parecen estar bien) no afectará a futuras misiones. El lanzamiento STP-2 para la Fuerza Aérea de Estados Unidos utilizará un núcleo central nuevo.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter