El nuevo Galaxy S10 demuestra la superioridad de Samsung en hardware

59.1K
30
Save
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

El Samsung Galaxy S9 fue sin duda un gran teléfono, pero con su diseño conservador y sus características de nicho, como la cámara de apertura variable y los avatares de Emoji AR, le faltó un poco de emoción.

El nuevo Galaxy S10, en cambio, demuestra la superioridad de Samsung en el hardware. Además de ser el primer teléfono en tener el nuevo chipset Snapdragon 855, el S10 incluye tecnología realmente difícil de encontrar, como la carga inalámbrica inversa, Wi-Fi 6 y, por supuesto, un agujero en la pantalla para la cámara de selfies.

Advertisement
La nueva familia Galaxy. De izquierda a derecha: S10, S10+ y S10E
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Pero, antes de hablar de especificaciones, hay que tener en cuenta que para 2019 Samsung ha ampliado la línea Galaxy S a cuatro modelos en lugar de dos: el Galaxy S10 de 6,1 pulgadas, el Galaxy S10+ un poco más grande de 6,4 pulgadas, una opción más asequible de 5,8 pulgadas llamada Galaxy S10E y el poderoso Galaxy S10 5G de 6,7 pulgadas.

Por $750, el Galaxy 10E de 5,8 pulgadas podría ser una revelación para la gente que deseaba que Samsung hiciera un teléfono con una pantalla “normal”, sin curvas. Pero lo más importante es que sacrifica pocas cosas respecto a sus hermanos mayores, el Galaxy S10 de $900 y el S10+ de $1000.

Advertisement

Todas las versiones del Galaxy S10 vienen con un chipset Snapdragon 855, toma de auriculares y al menos 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento a de base, el doble de lo que tenía el Galaxy del año pasado. Así que, más allá de la multitarea superpesada, el Galaxy S10E debería ser capaz de hacer lo mismo que los otros. Y con una pantalla de 5,8 pulgadas, el modelo barato también podría ser una buena opción para los que quieren teléfonos más pequeños.

Tanto el S10E como el S10 y el S10+ vienen con la nueva pantalla AMOLED dinámica de Samsung que de alguna manera ofrece colores más vibrantes que cualquier otra cosa que haya visto antes, una nueva hazaña de la compañía responsable de hacer las mejores pantallas para móviles. Samsung afirma que el panel del S10 es el primer panel HDR10+ certificado del mundo, y tiene filtros incorporados que reducen la luz azul en un 42% sin afectar la calidad del color. Además, como decíamos, la nueva pantalla de Samsung tiene un agujero para la cámara de selfies.

Advertisement
Te guste o no, el agujero en la pantalla es la nueva moda
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Samsung llama Infinity-O a sus pantallas agujereadas, y es algo que solo habíamos visto en un par de teléfonos Pero este es el primero que se distribuye en todo el mundo. Admito que, funcionalmente, el agujero en la pantalla no es muy diferencia a un notch. Pero después de jugar con el S10 unos minutos, creo que la sensación es totalmente diferente.

Advertisement

Ubicado en la esquina superior derecha, el orificio de la pantalla Infinity-O parece mucho menos intrusivo que un notch central. Por otro lado, tener la cámara completamente rodeada de pantalla hace que sea mucho más fácil de ignorar. Samsung tiene la capacidad de ajustar el tamaño del agujero si es necesario, por lo que, naturalmente, en el Galaxy S10+ hay una doble cámara frontal de 10 MP en lugar de una sola cámara.

Advertisement

Sin embargo, la cámara-agujero no es la única característica nueva en la parte frontal del Galaxy S10. Samsung ha recuperado también el sensor de huellas frontal, solo que esta vez, ha optado por un escáner ultrasónico 3D oculto bajo la pantalla para que los marcos del teléfono sean mínimos.

El fabricante dice que el escáner ultrasónico de huellas dactilares del S10 es el primero de su tipo en contar con certificación FIDO completa, lo que permite utilizarlo con sistemas de pago móvil como Samsung Pay, Google Pay y otros. Y para evitar hackeos o suplantaciones de identidad, Samsung afirma que los algoritmos de aprendizaje automático del sensor se pueden actualizar con parches de seguridad a través de Internet.

Advertisement
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

La consecuencia de esto es que el escáner de iris de los anteriores Galaxy era redundante, por lo que Samsung lo eliminó. Aun así puedes desbloquear el teléfono con tu cara si lo prefieres, pero no obtendrás el mismo nivel de seguridad que antes. El escáner de huellas dactilares es ahora el principal método de seguridad biométrica del S10. Mientras que, para el S10E, que no tiene un lector de huellas integrado en la pantalla, Samsung ha optado por un sensor de huellas tradicional en el borde del teléfono.

Advertisement

Bajo el capó del teléfono, y junto al procesador Snapdragon 855, Samsung también ha añadido nuevo hardware y software. Para la cámara de vídeo, Samsung ofrece una nueva función de estabilización que evita que la imagen tiemble. Además, ahora la cámara frontal puede grabar en 4K UHD, la misma resolución que la cámara trasera.

Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

Samsung también ha añadido nuevos objetos reconocibles al optimizador de escena del S10, por lo que ahora el teléfono puede diferenciar entre perros y gatos, y cosas como bebés, zapatos, vehículos y más. El fabricante también ha incluido soporte de 802.11ax y Wi-Fi 6, de manera que cuando esas tecnologías estén más disponibles, el Galaxy S10 ya estará preparado.

Pero, personalmente, lo que más me entusiasma es que toda la línea S10 tiene baterías más grandes y un control adaptativo de potencia mejorado. Aunque tiene una pantalla del mismo tamaño que el Galaxy S9, el S10E cuenta con una batería ligeramente más grande de 3100 mAh (en comparación con los 3000 del S9). El S10 estándar ha subido hasta los 3400 mAh y el S10+ tiene una batería enorme de 4100 mAh.

Advertisement
Tanto el Galaxy S10 como el Galaxy S10+ vienen con tres lentes: gran angular, ultra gran angular y telefoto 2x
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Por último, en la parte posterior, el Galaxy S10 muestra dos grandes cambios. El primero es un nuevo módulo de cámara compuesto por tres lentes: una cámara principal gran angular de 12 MP con un ángulo de visión de 77 grados, una cámara ultra gran angular de 16 MP con un ángulo de visión de 123 grados, y un teleobjetivo de 12 MP con un ángulo de visión de 45 grados. (El S10E solo tiene dos cámaras con una lente amplia y otra muy amplia).

Advertisement

Esto es importante porque parece que las cámaras traseras triples serán la nueva configuración predeterminada en la mayoría de teléfonos de gama alta, y este movimiento pone al Galaxy S10 al mismo nivel que teléfonos como el Huawei Mate 20 Pro y el LG V40.

Los nuevos auriculares Galaxy Buds son los mejores amigos del S10
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

La otra adición importante a la parte posterior del Galaxy S10 es la carga inalámbrica inversa, que aprovecha las grandes baterías del Galaxy S10 para cargar otros dispositivos con soporte de carga inalámbrica Qi. Claramente, Samsung espera que los compradores de Galaxy S10 lo usen para cargar los nuevos Galaxy Buds, que vendrán gratis con el teléfono para los que reserven el S10 con antelación.

Pero esta tecnología también sirve para cosas como ayudar a un amigo a recargar su dispositivo moribundo. Además es más fácil de usar gracias a un icono dedicado en el menú de ajustes rápidos del S10 que activa y desactiva la carga inalámbrica inversa. Toca el botón, coloque otro dispositivo en la parte posterior del S10, y eso es todo. Y si eso no es suficiente, la carga inalámbrica estándar del S10 ha sido mejorada para que el teléfono se recargue tan rápido como cuando está enchufado.

Advertisement

Cuando Samsung lanza un teléfono importante, siempre tiene algún as bajo la , y esta vez, es una cuarta variante del S10 llamado Galaxy S10 5G. Además de ser uno de los primeros teléfonos 5G listos para el mercad, el S10 5G también cuenta con una pantalla gigante de 6,7 pulgadas, una batería de 4,500 mAh y una cámara especial de tiempo de vuelo con profundidad 3D en la parte frontal y trasera. Todo en un cuerpo del mismo tamaño que un Galaxy Note 9.

Advertisement

Desafortunadamente, cuando tuve la oportunidad de probar el S10 5G no se me permitió encenderlo. Eso significa que el teléfono llegará más tarde que los otros tres modelos, lo que no importa mucho, supongo, puesto que la cobertura de red 5G es increíblemente escasa.

Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

En cualquier caso, el S10 normal ya es suficiente para sentir cómo Samsung intenta doblegar a la competencia con dispositivos más rápidos, baterías más grandes y un montón de nuevas características que realmente no puedes encontrar en ningún otro lugar. Y si el S10 va a ser el primer gran teléfono de este año, las cosas pintan bastante bien para cualquiera que esté planeando cambiar de terminal en 2019.

La familia S10 podrá reservarse a partir del 21 de febrero, y las ventas oficiales comenzarán el 8 de marzo. El S10E, con 6GB de RAM y 128GB de almacenamiento, costará $750, mientras que el S10 y el S10+ partirán de los $900 y los $1000 para los modelos con 8GB de RAM y 128GB de almacenamiento; también habrá opciones de 512GB y 1TB disponibles.

Share This Story