Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Caitlin McGarry
4.5K
19
Save
Foto: Caitlin McGarry (Gizmodo)
Foto: Caitlin McGarry (Gizmodo)

Soy un bicho raro.

Normalmente viajo con un iPad gigante y un MacBook Pro de 13 pulgadas, ya que prefiero ver vídeos y leer libros en el iPad, pero necesito mi MacBook para trabajar. Muchas personas consiguen trabajar en el iPad, pero siempre me ha dado la sensación de que hace falta dar muchos rodeos. Sí, posiblemente podría usar un iPad, sobre todo el gigantesco iPad Pro y muchos lo hacen— pero esta experiencia nunca me ha parecido intuitiva. Hasta ahora.

Advertisement

El nuevo iPad Pro es rápido, dura bastante y ahora admite trackpads y ratones, lo que marca realmente la diferencia. Ya no necesitas el iPad más nuevo para conectar esos accesorios. Solo necesitas uno que sea compatible con iPadOS 13.4, (y eso son muchos iPads). Si ya tienes un iPad Pro, probablemente no necesites este nuevo iPad, pero tendrás que instalar iPadOS 13.4. Es toda una revolución.

Foto: Caitlin McGarry (Gizmodo)
Foto: Caitlin McGarry (Gizmodo)
Advertisement

He estado usando el nuevo iPad Pro de 12.9 pulgadas como máquina principal durante más de una semana. Probé el modelo con 1 TB de almacenamiento, que cuesta 1650 dólares, junto con un estuche Smart Keyboard Folio de 200 dólares, un Apple Pencil 2 de 130 y un Magic Trackpad gris espacial de 150 dólares. Hubiera cambiado todos esos accesorios por el Magic Keyboard (350 dólares), que tiene un trackpad incorporado, pero aun no había salido a la venta. En total, todo esto me habría costado 2.130 dólares, sin contar impuestos. Mi MacBook Pro de 13 pulgadas me costó 1.300 (y unos cuantos cientos más por AppleCare+ y los impuestos) cuando lo compré hace casi tres años, y aunque una de sus teclas shift ya no funciona, no he tenido que ajustar mi flujo de trabajo al encenderlo.

Algunas personas siempre han usado el iPad Pro para trabajar, y se han escrito infinidad de artículos sobre por qué es el mejor dispositivo de productividad. (Sí, estoy escribiendo esta reseña en el nuevo iPad. Llegados a este punto, hubiese sido raro no hacerlo). Otros se burlan de esta tablet, diciendo que nunca podrá reemplazar un Mac. Que el iPad sea o no tu máquina principal dependerá completamente de tu trabajo, ya sea por las aplicaciones que necesites, los accesorios que uses o si tener una pantalla táctil te resulta útil o molesto. El hecho de que el iPad sea ahora compatible con un trackpad o un ratón, lo convierte en un dispositivo casi perfecto, al menos para mí. Solo hay dos problemas: la cubierta infernal del Smart Keyboard a la que maldigo a diario, y el agujero que todavía existe entre las aplicaciones de Mac OS y iPad OS.

Advertisement
El Smart Keyboard Folio es una buena funda pero un terrible teclado.
Foto: Caitlin McGarry (Gizmodo)
El Smart Keyboard Folio es una buena funda pero un terrible teclado.
Foto: Caitlin McGarry (Gizmodo)

Cuando Apple anunció el nuevo iPad Pro, estaba emocionada. El iPad en sí sonaba bien y está bien pero el nuevo Magic Keyboard me hizo literalmente apretar los puños. Parecía el accesorio perfecto para convertir el iPad en un aparato con el que realmente pueda trabajar. Desafortunadamente, el Magic Keyboard no comenzará a enviarse hasta la próxima semana, así que me ha tocado escribir esta reseña en mi némesis, el teclado original del iPad, el Smart Keyboard Folio. Este accesorio permanece básicamente sin cambios desde la primera generación: proporciona una funda para la pantalla de tu iPad, donde puedes apoyar la tablet y que funciona como un teclado, aunque se queda corto en esta función tan básica. Escribir en él todavía se siente extraño, incluso después de casi dos semanas de uso diario.

Advertisement

Al Folio también le falta un trackpad, mientras que el Magic Keyboard traerá uno incorporado. Utilicé el Magic Trackpad, colocándolo junto al iPad en mi escritorio, pero preferiría que el trackpad se integrara en el teclado para no tener que cargar un accesorio extra cuando me muevo de un lugar a otro. Así que realmente creo que el Magic Keyboard es la solución a la mayor parte de mis problemas con el iPad.

La mayoría de veces, no tengo problemas para trabajar en el iPad Pro, sobre todo con el nuevo soporte para trackpad. La mayor parte de mi trabajo tiene lugar en la suite ofimática de Google, que funciona bastante bien con las aplicaciones del iPad de Google. El CMS de Gizmodo, Kinja, funciona en el navegador y se lleva bien con Chrome para iPad. A menudo trabajaba dejando Slack y Twitter en la vista Slide Over, alternando entre las dos cuando recibía notificaciones. Pero hay un par de aplicaciones que no funcionaron tan bien en el iPad como en mi MacBook. El editor de fotos de Pixelmator es como mi segunda piel después de años usándolo en Mac, pero por alguna razón tuve problemas con él en el iPad. Sencillamente no me pareció tan intuitivo de usar. Además, prefiero guardar las imágenes de trabajo en una carpeta en mi escritorio y mantenerlas separadas de las fotos de mi iPhone.

Advertisement
Foto: Caitlin McGarry (Gizmodo)
Foto: Caitlin McGarry (Gizmodo)

Airtable, una aplicación que usamos en Gizmodo para planificar y realizar un seguimiento de las tareas editoriales, no hacía más que llevarme al navegador web para realizar tareas cuando lo usaba en el iPad. El objetivo de Apple es que todas las aplicaciones funcionen sin problemas en todas las plataformas, pero no estamos en ese punto aun.

Advertisement

Sin embargo, el soporte del trackpad marca una gran diferencia en la usabilidad del iPad. Como editora, a menudo tengo que destacar o cortar grandes trozos de texto, y tener que hacerlo con el dedo no es lo ideal. Cuando uso el trackpad, es tan automático como cuando uso el trackpad de mi MacBook o un Magic Mouse. Me gustaría que pudiera cambiar el cursor circular por una flecha, principalmente porque odio este tipo de cambios. Ahora uso el trackpad constantemente, lo que me hace desear con más fuerza aun el Magic Keyboard.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

El nuevo iPad Pro tiene tres características que lo diferencian de los otros iPads: un escáner LiDAR para mapear tu entorno y recrearlo en realidad aumentada, una cámara trasera de doble lente y un procesador A12Z Bionic. Creo que nunca he usado la cámara del iPad, por lo que esto no me resulta de especial ayuda, pero las funciones AR estarán mejor a medida que cada vez más aplicaciones aprovechen el escáner. (Por ahora, solo la aplicación Measure de Apple lo utiliza para poder medir objetos y personas de forma rápida y precisa). La potencia de procesamiento del iPad Pro será apreciada por los profesionales creativos que trabajan con vídeos 4K o hacen edición de audio.

También ocurre con la duración de la batería. Apple dice que el iPad ofrece hasta 10 horas con una carga, pero duró un poco más de 12 horas en nuestra prueba de batería, y pude exprimirle hasta 16 horas entre el trabajo, las videollamadas y algo de streaming de vídeo y música. Eso es más de lo que puedo decir de mi MacBook, que lucha constantemente contra Google Chrome para aguantar un día completo de trabajo.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado

Ahora estoy atrapada en el purgatorio. Estoy usando el iPad aproximadamente el 75% de mi tiempo, incluso para las llamadas en Zoom y los FaceTime que llenan mis horas de cuarentena después del trabajo. Cuando saco mi MacBook Pro para usar Airtable o editar fotos, a menudo toco la pantalla para mover algo y parezco idiota (solo me lo parezco a mí, porque estoy en cuarentena, pero aún así lo parezco). Imagino que el iPad Pro será casi perfecto cuando pueda usarlo con el Magic Keyboard. Podré hacer casi todo mi trabajo, luego desconectar el iPad y usarlo el resto del tiempo como pantalla personal (maratones de Netflix, leer ebooks, FaceTimes familiares, buscar trucos para el Animal Crossing...).

Advertisement

Es probable que el nuevo iPad Pro sea demasiado profesional para algunas personas y que a otras le parezca justo lo contrario, que no es suficiente. A mi me encanta. No estoy segura de que me encante lo bastante como para gastar más de lo que gastaría en un MacBook, y eso sin incluir los accesorios.

En resumen

  • Buena duración de la batería.
  • Una cámara dual y un escáner LiDAR que harán que el iPad Pro sea mejor para la realidad aumentada (dentro de un tiempo).
  • El soporte para trackpad hace que el iPad pueda ser utilizado mejor como una máquina de trabajo.
  • El iPad Pro más los accesorios es mucho dinero.

Share This Story

Get our newsletter