Imagen: Royole

Si los rumores son ciertos, Samsung presentará en unas horas su primer smartphone plegable. Se suponía que iba a ser “el primero” de toda una generación, pero una compañía china poco conocida se ha adelantado al gigante. Y parece que funciona.

Se trata de Royole Corporation, quienes lanzaron su teléfono FlexPai y The Verge o Mashable, entre otros, han tenido la oportunidad de probarlo en primicia en un evento celebrado en San Francisco. Lo mejor que se puede decir, según los medios, es que el teléfono y su tecnología funcionan, y lo hacen reduciendo a la mitad el tamaño de la pantalla de plástico de 7.8 pulgadas en un solo giro de 180 grados.

Según Karissa Bell de Mashable:

Sí, se siente un poco sofisticado, pero el FlexPai cumple con su promesa de ser el primer teléfono inteligente plegable, aunque está lejos de ser perfecto. No se pliega del todo y es bastante difícil de sostener. La pantalla de plástico comenzaba a levantarse un poco por encima e hizo un “crujido audible” mientras se doblaba. La compañía me dijo que son problemas conocidos debido al “adhesivo utilizado en las muestras de ingeniería”.

Advertisement

Imagen: Royole

Para Nick Statt, de The Verge, “cuando está doblado, es “voluminoso” y se siente a kilómetros de la calidad de un smartphone de gama alta. El software, una versión a medida de Android 9.0, es extremadamente lento y con errores. El dispositivo es en gran medida un producto de primera generación”, concluyó State.

Advertisement

Imagen: Royole

Al menos de salida, el teléfono FlexPai saldrá únicamente a la venta en mercado en China, aunque también existirá una edición para desarrolladores en Estados Unidos a un precio de 1.318 dólares con 128 GB de almacenamiento y 1.469 dólares para 256 GB. [Mashable, The Verge]