Los smartphones y tabletas est√°n ahora mismo en el centro del mundo tecnol√≥gico. Con ellos accedemos a todos los servicios posibles. Lo han cambiado todo. La pregunta que muchos se hacen ahora es: ¬Ņqu√© vendr√° despu√©s? ¬ŅCu√°l ser√° el pr√≥ximo gran negocio cuando ya casi todos tengamos m√≥viles inteligentes y tabletas? Qualcomm, el mayor fabricante de procesadores parar equipos m√≥viles, lo tienen claro: la gran oportunidad, o al menos una de ellas, est√° en la televisi√≥n, no en las consolas.

Para Tim McDonough, vicepresidente mundial de marketing de Qualcomm, la televisi√≥n es justo donde est√° a√ļn todo por hacer, tanto a nivel de hardware como de software.

"El televisor hasta ahora ha tenido un procesador malo, un sistema operativo propietario y estaba conectado a todo por cables, era b√°sicamente una caja tonta. A partir de ahora el televisor en el hogar empezar√° a ser todo lo contrario, tendr√° un hardware muy potente, procesadores gr√°ficos avanzados, conectividad de primera clase y un sistema operativo de uso masivo. Las cosas van a comenzar a despegar en este frente", dijo en una conversaci√≥n con Gizmodo en Espa√Īol durante el Mobile World Congress.

McDonough no ve tan claro el futuro de las consolas. "Uno de los mejores aparatos para jugar es este", explica mientras se√Īala un smartphone. "La gente no quiere que su m√≥vil sea bueno en algo y malo en otra cosa. Quiere que sea bueno en todo. Antes los juegos se desarrollaban primero para las consolas, luego el PC y luego el m√≥vil. Ahora el m√≥vil es lo primero".

No le falta razón. Las caídas de ventas de las consolas de Sony y Nintendo, por ejemplo, son una clara muestra de que estos equipos, tal y como los conocemos hoy, van de la mano del PC en su camino hacia la irrelevancia. El concepto de "consola" debe evolucionar.

Advertisement

Quiz√°s justo por eso Sony no quiso ni ense√Īar la PS4 hace unas semanas y habl√≥ m√°s de la nube y las conexiones de la PS4 a m√≥viles, tabletas y televisores. Quien se cuele en estos tres ecosistemas tiene la pr√≥xima d√©cada asegurada.

El v√≠deo debajo es una muestra de c√≥mo esa conexi√≥n m√≥vil-tableta-televisor ser√° fundamental. Un tablet y un televisor equipados con un procesador de √ļltima generaci√≥n, en este caso un Snapdragon 800, pueden servir perfectamente juegos muy similares en gr√°ficos y complejidad a los que soporta hoy en d√≠a una PS3 o una Xbox.

De momento nadie ha logrado romper el estancamiento en el que se encuentra el televisor, especialmente en software. Es un misterio si Apple lo intentar√°. Google de momento no lo ha conseguido.

Advertisement

En el frente de los procesadores, Intel anunci√≥ recientemente sus planes de entrar en la televisi√≥n por Internet. Sin embargo, llega tarde al mundo de los m√≥viles y su apuesta en las tabletas es a√ļn t√≠mida y sobre todo de la mano de Windows 8. De las tres cartas de la baraja, m√≥vil-tableta-televisor, Qualcomm tiene ya al menos dos. Veremos qui√©n gana la partida.