Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El sorprendente método con el que algunas avispas pueden derribar aviones

1
1
Save
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: House et al., 2020/PLOS ONE

A ciertas avispas les gusta construir sus nidos en pequeños agujeros, incluidas las diminutas aberturas que tienen los dispositivos que miden la velocidad de los aviones. Ahora, una nueva investigación demuestra que el problema es peor de lo que pensábamos.

El 21 de noviembre de 2013, un Airbus A330-200 estaba preparándose para despegar desde el aeropuerto de Brisbane, Australia, pero el piloto dio la vuelta después de fijarse en que las lecturas de velocidad eran inconsistentes. Finalmente, permitieron que el avión despegara unas dos horas más tarde, pero las lecturas anómalas regresaron justo cuando el A330 estaba otra vez a punto de despegar. Incapaces de detener el avión, los pilotos no tuvieron más remedio que continuar con el despegue. Una vez en el aire, las lecturas incorrectas volvieron, por lo que los pilotos emitieron una señal de SOS, dieron la vuelta al avión y realizaron un aterrizaje impecable.

“En la inspección, se encontraron los restos de lo que parecía una avispa en uno de los tubos de Pitot del avión”, explicó Alan House, biólogo de Eco Logical Australia y autor principal de un nuevo estudio en PLOS ONE. “Los tubos o sondas de Pitot, son los instrumentos que les dicen a los pilotos cómo de rápido van mientras se encuentran en el aire, por lo que son fundamentales para que el vuelo sea seguro”.

Advertisement

Parece muy improbable que un insecto pueda derribar un avión, pero eso justo es lo que creen que pudo haber sucedido en febrero de 1996, cuando un Boeing 757 se estrelló poco después de despegar de República Dominicana, matando a sus 189 tripulantes. Los pilotos habían calculado mal la velocidad del avión, como resultado de unas lecturas anómalas de la velocidad que habían mostrado la sonda Pitot. El mal funcionamiento de la sonda fue atribuido a una avispa, pero la sonda nunca fue recuperada, por lo que esta teoría nunca pudo ser probada oficialmente.

Como señala el nuevo estudio de House, que las avispas construyan nidos dentro de las sondas Pitot es algo sorprendentemente común. La especie que más preocupación genera es la avispa ojo de cerradura (Pachodynerus nasidens), un insecto nativo de América del Sur, América Central y del Caribe. Estas avispas construyen sus nidos en las cavidades que encuentran, como grietas en ventanas, enchufes eléctricos y, como habrás podido intuir, cerraduras.

Las avispas de ojo de cerradura se han propagado “presumiblemente a través del transporte marítimo y/o aéreo al sur de los Estados Unidos y por todo el Pacífico hasta el este de Australia”, dijo House. Estos solitarios insectos viven en ambientes tropicales y subtropicales y miden entre 10 y 12 milímetros de largo, dijo.

El incidente en el aeropuerto de Brisbane del año 2013 no es un hecho aislado. Desde noviembre de 2013 hasta abril de 2019, los funcionarios de este aeropuerto han reportado hasta 26 incidentes relacionados con avispas, algunos de los cuales tuvieron como resultado “procedimientos de emergencia”, como señala el nuevo documento. Pero aunque los trabajadores del aeropuerto consiguen sobrellevar bien los riesgos que representan otras especies más grandes, como las aves, todavía no comprenden bien este nuevo tipo de amenaza. Este nuevo paper busca llenar este vacío.

Advertisement

Para analizar el peligro que suponían estas avispas, House y sus compañeros imprimieron en 3D varias réplicas de sondas Pitot, que colocaron en cuatro ubicaciones estratégicas alrededor del aeropuerto de Brisbane. En el transcurso de 39 meses, el equipo registró 93 casos en que estos insectos bloquearon las sondas.

El largo período del estudio también permitió al equipo estudiar las condiciones en las que estos insectos preferían construir sus nidos.

Advertisement

“Descubrimos que solo la avispa ojo de cerradura usaba estas sondas para crear sus nidos, y usaron todas nuestras réplicas excepto la que tenía la apertura más pequeña [3 mm]”, dijo House. “La anidación tuvo lugar en casi todos los meses del año y la mayor parte tuvo lugar en una parte del aeropuerto”, que se trataba de un área donde había mucha hierba.

Dicho esto, las avispas construyeron más nidos durante los meses de verano, cuando las temperaturas se situaban entre 24 y 31 grados.

Advertisement

Respecto a cómo deben lidiar con este problema las aerolíneas y en los aeropuertos, House dijo que procedimientos como cubrir las sondas cuando los aviones están detenidos en las puertas de embarque o medidas para reducir la población de avispas podrían “reducir el riesgo de un incidente”.

Además, le gustaría que “todas las aerolíneas adopten una política para cubrir las sondas Pitot” y que monitoricen su presencia para que no se disperse a otros lugares.

Advertisement

Erradicar las avispas ojo de la cerradura en Australia no parece que sea actualmente una opción y tampoco garantiza que este insecto no pueda volver en un futuro, por lo que asunto todavía puede traer cola.

Share This Story

Get our newsletter