Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El truco de Bill Gates para entender y recordar todo lo que lee

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Getty

Aparte de su fortuna, la filantropía, las predicciones sobre el futuro y la lucha contra el cambio climático, el Bill Gates post-Microsoft es conocido por sus recomendaciones de libros. Gates es un lector voraz que lee alrededor de 50 libros al año. En una serie de entrevistas con Quartz, el magnate reveló algunos de sus trucos para comprender mejor esas lecturas y recordarlas más adelante.

Advertisement

Para empezar, Gates suele tomar notas en los márgenes de los libros, en especial en los libros de no ficción. “Tomar notas me asegura que estoy esforzándome en entender lo que leo”, explica. Como regla personal, no empieza libros que cree que no va a poder terminar y dedica un espacio mínimo de una hora a la lectura. Gates cree que un libro no puede abrirse durante diez minutos para luego pasar a otra cosa, como si fuera un artículo de una revista o un vídeo de YouTube.

Para fijar los conceptos sobre los que está leyendo, Gates intenta crear un marco de conocimiento más amplio que el contenido de un solo libro. “Si quieres aprender sobre ciencia, lee la historia de los científicos, de cuando estaban confundidos y de las herramientas o ideas que les permitieron progresar”, dice. “Así obtienes la cronología, el mapa o las ramas de la ciencia de lo que se sabe y lo que no se sabe. El aprendizaje incremental es mucho más fácil de retener”.

Advertisement

Gates admite que al principio puede ser “muy desalentador” desviarse del tema que te interesaba, pero añade que, cuando obtienes una visión general de ese tema, todas las piezas empiezan a encajar. “Es divertido decir: ¿y esto no contradice algo que ya sabía antes? Mejor lo busco y lo descubro por mi cuenta. Realmente te molesta cuando lees cosas y hay cierta inconsistencia”.

Gates compara este nivel de conocimiento con pedirle a un ajedrecista que memorice un tablero de ajedrez con las piezas colocadas al azar. El ajedrecista no puede absorber esa información porque no hay forma lógica de llegar a esas posiciones con un desarrollo normal del juego. Ve algo que otros no pueden ver.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter