El 26 de mayo de 1977 ocurrió algo inesperado en la ciudad de Nueva York. Muchos de los ciudadanos miraban hacia arriba conteniendo la respiración. A cientos de metros de altura, un hombre se estaba “jugando” la vida tratando de ser el primero en escalar la Torre Sur del World Trade Center.

Image: AP

Se trataba de George Willing, natural de Queens, fabricante de juguetes y un ávido escalador de montaña que no llegaba a la treintena.

Image: AP

El hombre había estado planeando la ruta por la torre sur durante más de un año antes de comenzar su ascenso aquel jueves por la mañana.

Image: AP

Advertisement

Para ello, y con los conocimientos que ya tenía como fabricante, Willing se construyó un conjunto de abrazaderas trepadoras personalizadas que había modificado para adaptarse a los surcos existentes que utilizaban los limpiadores de ventanas a lo largo de la fachada de lo que en ese momento era el tercer edificio más alto del mundo. Tal y como explicó años después a la CNN:

Image: AP

Mientras miraba el World Trade Center a distancia, pensé en ls idea, tenía esta imagen de una mota inconsecuente de un ser humano escalando uno de esos edificios, y obtuve esta infusión de adrenalina.

Image: AP

Willing contó que se había inspirado en la caminata de otro “ilustre”, cuando Phillipe Petit cruzó entre las Torres Gemelas en agosto de 1974.

Image: AP

Advertisement

De esta forma, el hombre ideó la creación de los dispositivos de sujeción especiales que se ajustaban a la vía de acero del edificio, lo que a su vez le permitió subir la torre.

Image: AP

Su aventura comenzó sobre las 6:30 am y tardó algo menos de cuatro horas en llegar a la cima, espacio donde le estaba esperando la policía y fue arrestado.

Image: AP

No obstante, incluso cuando los policías lo detuvieron, Willing pudo escuchar los aplausos de los espectadores 110 plantas más abajo.

Image: AP

Advertisement

Una gran multitud se había formado durante su increíble ascenso, incluidos los equipos de prácticamente todas las cadenas de noticias y cámaras que informaron en directo sobre su progreso.

Image: AP

En los siguientes meses hizo apariciones en programas como Good Morning America o The Merv Griffin Show. Incluso la ABC lo contrató para hacer un trabajo de acrobacias en The Six Million Dollar Man, y se ganó apodos como “The Human Fly” o “Spiderman”.

Image: El momento de la detención de Willig tras ascender la torre (AP)

Obviamente, su aventura tuvo un coste. Exactamente demanda para una multa de 250.000 dólares, aunque finalmente la ciudad de Nueva York la redujo a 1,10 dólares, exactamente un centavo por cada piso que ascendió. [Wikipedia, VintageNews]