Imagen: Alex Cranz / Gizmodo

Ya sabemos c√≥mo funciona el juego de Apple: esperan a que alguien abra un nicho de mercado interesante y se lanzan a por √©l con un producto que parece llegar tarde, pero que es lo bastante novedoso para imponerse. Bien, ¬Ņen qu√© se diferencia el HomePod de los dem√°s altavoces inteligentes?

Para empezar, esper√°bamos una respuesta directa al Echo de Amazon ‚ÄĒun ‚ÄúSiri Speaker‚ÄĚ cuyo protagonista fuera el asistente virtual‚ÄĒ, pero lo que han presentado hoy es un altavoz inal√°mbrico que los amantes del sonido disfrutar√°n tanto como los clientes incondicionales de Apple. Esto es significativo porque e Echo y Google Home no destacan precisamente por su calidad de audio. Recordemos que Apple compr√≥ Beats hace tres a√Īos.

El Apple HomePod es un sistema de audio de alta fidelidad que la compa√Ī√≠a de Cupertino compara con el c√©lebre Sonos PLAY 3. Tiene un haz de siete tweeters con control direccional y un woofer de alta excursi√≥n que promete graves potentes sin distorsionarse. El HomePod puede combinarse con otra unidad para crear sonido est√©reo, y lleva un procesador A8 (el mismo que usaba el iPhone 6) para optimizar las frecuencias del audio seg√ļn las dimensiones de la habitaci√≥n y la proximidad de las paredes.

En su faceta de altavoz inteligente, el HomePod s√≠ que se parece mucho a un Amazon Echo o a un Google Home. Por ejemplo, basta con decir ‚ÄúOye, Siri‚ÄĚ para comunicarte con su inteligencia artificial. El altavoz detecta tu llamado a trav√©s de su array de seis micr√≥fonos y se conecta a Internet para responder a tus preguntas m√°s est√ļpidas. Tambi√©n puedes pedirle que mande un mensaje de texto, cree un recordatorio o apague las luces de tu casa, siempre que tengas bombillas compatibles con Apple HomeKit.

Pero Apple cree ‚ÄĒy en mi opini√≥n, acierta‚ÄĒ que la mayor√≠a de las veces querr√°s pedirle a tu HomePod que ponga m√ļsica. Por eso el equipo de Siri ha preparado una serie de mejoras para que el asistente entienda peticiones y preguntas como ‚ÄúOye, Siri: ponme la banda sonora de Moana‚ÄĚ y ‚ÄúOye, Siri: ¬Ņqui√©n es el bater√≠a de esta canci√≥n?‚ÄĚ. Y tambi√©n otros comandos m√°s naturales y complejos como ‚ÄúOye, Siri: pon otra cosa‚ÄĚ. El asistente aprende de tus gustos musicales y de la enorme base de datos de Apple Music ‚ÄĒ40 millones de canciones‚ÄĒ para construir mejores listas de reproducci√≥n.

Advertisement

Un punto a favor del HomePod que podr√≠a pasar desapercibido es que no lo fabrica una compa√Ī√≠a dedicada a la publicidad. Seg√ļn la propia Apple, el altavoz solo env√≠a audio a sus servidores cuando dices ‚ÄúOye, Siri‚ÄĚ, y lo hace de manera cifrada. Tampoco almacena datos, excepto de manera local. Esto puede ser un factor decisivo para las personas que recelan del manejo de su privacidad y quieren limitar lo que saben las marcas, especialmente cuando hablamos de un aparato con seis micr√≥fonos que vas a colocar en el sal√≥n.

Quiz√° lo m√°s decepcionante del HomePod sea la anticipaci√≥n con la que Apple lo ha presentado. El altavoz no saldr√° hasta diciembre en Estados Unidos, Reino Unido y Australia, y en principio solo funcionar√° en ingl√©s. Tal vez en septiembre, cuando se presenten nuevos iPhones, sepamos algo m√°s sobre √©l. ¬ŅSe podr√°n comprar cosas con el HomePod? ¬ŅSer√° compatible con servicios de terceros a trav√©s del SDK de Siri? Por ejemplo, no sabemos si el HomePod va a tener soporte para Spotify o si en cambio Apple nos obligar√° a pasar por el aro de Apple Music (por favor, Apple, no hagas eso).

Advertisement

Pero en general creo que el HomePod es uno de los productos m√°s diferenciadores que Apple ha presentado √ļltimamente (junto con los AirPods, curiosamente otro producto de audio). Y aunque cueste 349 d√≥lares, estoy convencido de que puede hacer da√Īo tanto a Amazon como a Sonos. Al fin y al cabo, promete ser lo mejor de cada casa.