Ocurrió en Guadalajara, la ciudad al suroeste de México. La urbe había estado experimentando temperaturas de alrededor de 31 grados centígrados en los días previos. Sin embargo, la escena del pasado domingo fue completamente diferente: carreteras y autos de la ciudad cubiertos con hasta 1,5 metros de hielo.

Lo que ocurrió fue una gigantesca tormenta de granizo, tan grande que los residentes de al menos seis vecindarios se despertaron el domingo para encontrar las calles y sus vehículos enterrados en hielo. Según el gobernador del estado, Enrique Alfaro:

Advertisement

Muy temprano, antes de ir a la CDMX para el arranque de la Guardia Nacional, estuve en el lugar para evaluar la situación y fui testigo de escenas que nunca había visto: el granizo a más de un metro de altura, y luego nos preguntamos si el cambio climático existe.

Luego de una inusual granizada en distintas colonias del Área Metropolitana de Guadalajara, principalmente en Rancho Blanco y en la Zona Industrial, personal de Protección Civil Jalisco atendió la situación desde la madrugada.

#AlMomentosiguen los trabajos de remoción de hielo en las calles de la colonia Rancho Blanco con el apoyo de maquinaria pesada de nuestra dependencia, retiramos el granizo de las calles y posteriormente se depositaran en camiones de volteo. @GobiernoJalisco

Guadalajara, en el estado de Jalisco, al noroeste de la Ciudad de México, es una de las ciudades más pobladas del país. A ello hay que sumar que junio ​​suele ser el mes más caluroso del estado en promedio, aunque la temperatura varía entre 17 ° C y 24 ° C durante todo el año.

Advertisement

Si bien no es algo inusual que ocurran tormentas estacionales de granizo, no se ha visto nada parecido en esta escala en la memoria reciente. La tormenta de granizo ocurrió entre las 1:50 y las 2:10, según BBC, cuando la temperatura bajó de 22 ° C a 14 ° C.

Advertisement

Los expertos han explicado que el granizo era de un tamaño normal, pero se fundió al entrar en contacto con el suelo cálido, creando un río que permitió que más granizo flotara y se acumulara en la parte superior creciendo en grandes proporciones.

Advertisement

Se trata del segundo evento climático extremo que la ciudad ha experimentado en tres años. Nevó en Guadalajara en 2016, el año de El Niño, por primera vez desde 1997, casi 20 años antes.

En cualquier caso, los daños (se cree que al menos 50 vehículos fueron arrastrados por el hielo y 200 hogares y negocios reportaron daños por granizo) contrastan con el clima festivo que se ha vivido tras la tormenta. Muchos han aprovechado para disfrutar de la novedad de un día de nieve en Guadalajara.

Advertisement

Lo mejor de todo, sin duda: que no ha habido heridos ni muertes. [Business Insider, BBC]