Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Esta galaxia muy, muy lejana parece un TIE Fighter de Star Wars

TXS 0128 visto a 15,4 gigahercios, según lo observado por el observatorio Very Long Baseline Array (VLBA).
TXS 0128 visto a 15,4 gigahercios, según lo observado por el observatorio Very Long Baseline Array (VLBA).
Imagen: NRAO.

Esta distante región del espacio podría ser un TIE Fighter de Star Wars que mide 35 años luz de diámetro, o un núcleo galáctico activo que arroja todo tipo de deliciosos datos astronómicos. Es difícil de decir.

Advertisement

Un núcleo galáctico joven y enérgico llamado TXS 0128+554, o simplemente TXS 0128, tiene un parecido asombroso con una de las míticas naves TIE Fighter cuando se ve en una frecuencia de radio específica. Para los fanáticos de Star Wars, esta observación se basa en sus propios méritos, pero este núcleo en movimiento, ubicado a 500 millones de años luz de distancia, muestra cuán rápido pueden cambiar las cosas en el núcleo de las galaxias activas.

Advertisement

Las galaxias activas, a diferencia de las galaxias ordinarias, producen más luz óptica de la que cabría esperar dado su volumen de estrellas, al igual que más rayos X y luz de rayos gamma. La vitalidad superflua de estas galaxias se remonta a la región cercana a sus agujeros negros supermasivos. Tal es el caso del TXS 0128, cuyo agujero negro central está rodeado por un disco de acreción sobrecalentado compuesto de gas y polvo.

Interpretación artística del núcleo galáctico activo, como se vería perpendicularmente (izquierda) y como lo vemos fuera de ángulo desde la Tierra (derecha).
Interpretación artística del núcleo galáctico activo, como se vería perpendicularmente (izquierda) y como lo vemos fuera de ángulo desde la Tierra (derecha).
Imagen: NASA’s Goddard Space Flight Center.
Advertisement

Hace varios años, el telescopio espacial de rayos gamma Fermi de la NASA detectó rastros de luz de rayos gamma, la forma de luz de mayor energía, que se filtraba desde TXS 0128. Intrigados, un equipo de astrónomos lanzó un proyecto para ver el objeto en diferentes longitudes de onda utilizando el Very Long Baseline Array (VLBA) y el Observatorio Chandra de rayos X de la NASA. Los resultados de este trabajo se publicaron recientemente en The Astrophysical Journal, en un proyecto dirigido por el astrónomo Matthew Lister de la Universidad Purdue, Estados Unidos.

“La primera vez que vi los resultados, inmediatamente pensé que se parecía a la nave espacial de combate TIE Fighter de Darth Vader de Star Wars: Episodio IV - Una nueva esperanza”, explicó Lister en un comunicado de prensa de la NASA. “Fue una sorpresa divertida, pero su aparición en diferentes frecuencias de radio también nos ayudó a aprender más sobre cómo las galaxias activas pueden cambiar drásticamente en escalas de tiempo de una década”.

Advertisement
Animación que muestra la apariencia cambiante de TXS 0128 en seis longitudes de onda de radio medidas por el Very Long Baseline Array.
Gif: NRAO/NASA’s Goddard Space Flight Center.

Se sabe que una pequeña subpoblación de galaxias activas produce un par de chorros de alta energía, que arrojan partículas al espacio a velocidades relativistas. El material de estos chorros con el paso del tiempo desacelera cuando se encuentra con material periférico, lo que hace que fluyan hacia el agujero negro. Este efecto produce un par de lóbulos llenos de partículas que se mueven rápidamente a cada lado del agujero negro supermasivo, proporcionando esas “alas” que le dan su apariencia de TIE Fighter.

Advertisement

Los nuevos datos permitieron a Lister y a sus colegas ver y caracterizar TXS 0128 en múltiples frecuencias de radio. Los lóbulos están ligeramente fuera de ángulo desde nuestra perspectiva, lo que significa que los chorros que salen no apuntan directamente a nuestra dirección, lo que probablemente explica por qué el objeto parece débil en radiación gamma.

Es importante destacar que la forma aparente del núcleo activo depende de la frecuencia de radio utilizada para verlo, como explica la NASA:

A 2,3 gigahercios (GHz), aproximadamente 21 veces mayor que la frecuencia máxima de transmisión de la radio FM, parece una mancha amorfa. La forma de TIE Fighter emerge y se puede apreciar es a 6,6 GHz. Después, a 15,4 GHz, aparece una clara brecha en la emisión de radio entre el núcleo de la galaxia y sus lóbulos.

El equipo de Lister sospecha que una pausa en la actividad de TXS 0128 creó esta brecha. Los chorros de la galaxia parecen haber comenzado hace unos 90 años, como se observa desde la Tierra, y se detuvieron unos 50 años después, dejando atrás los lóbulos desconectados. Luego, hace aproximadamente una década, los chorros se volvieron a encender, produciendo la emisión que se ve más cerca del núcleo. Aún no está claro qué causó la aparición repentina de estos períodos activos.

Advertisement

Como dato curioso, la longitud de la estructura es de alrededor de 35 años luz, pero debido a que la estamos viendo en ángulo, la luz de cada ala del TIE Fighter nos llega desde un punto diferente en la historia cosmológica.

“El universo en el mundo real es tridimensional, pero cuando miramos hacia el espacio, generalmente solo vemos dos dimensiones”, explicó Daniel Homan, coautor del artículo y astrónomo de la Universidad de Denison, Estados Unidos, en el comunicado de prensa. “En este caso, tenemos suerte porque la galaxia está inclinada de tal manera que, desde nuestra perspectiva, la luz del lóbulo más lejano viaja docenas más de años luz para alcanzarnos que la luz del más cercano. Esto significa que estamos viendo el lóbulo más lejano en un punto anterior de su evolución”.

Advertisement

¡Genial! El nuevo estudio subraya el valor de observar los objetos celestes de tantas formas como sea posible, proporcionándonos, como en este caso, algunas vistas bastante inesperadas.

Share This Story

Get our newsletter