Foto: Revolve

A la derecha, una rueda de bicicleta de 26 pulgadas. A la izquierda, la misma rueda plegada en un peque√Īo ‚Äúbal√≥n de rugby‚ÄĚ de 22 cent√≠metros de di√°metro que cabe en cualquier mochila. Se llama Revolve y su dise√Īador, un alem√°n llamado Andrea Mocellin, quiere revolucionar las bicis plegables con ella.

La idea tiene sentido. Mocellin mismo es un entusiasta de las bicicletas plegables, pero reconoce que tienen un problema: sus ruedas son demasiado peque√Īas, lo que limita mucho su uso sobre ciertos terrenos. Su rueda Revolve ocupa el mismo espacio, pero puede extenderse hasta formar una rueda convencional mucho m√°s vers√°til.

Foto: Revolve

Advertisement

Foto: Revolve
Foto: Revolve

Para poder doblarse sin problemas de pinchazos, su creador ha optado por un neum√°tico sin c√°mara. En origen, el dise√Īo estaba pensado para las sillas de ruedas, pero el mercado de bicicletas es mucho m√°s grande. Mocellin ha tardado tres a√Īos e innumerables prototipos f√≠sicos hasta desarrollar su rueda. A d√≠a de hoy, el invento est√° patentado y listo para comercializar. Tan solo hace falta una compa√Ī√≠a que quiera invertir en la rueda para sus bicicletas. [v√≠a New Atlas]