El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha comunicado a última hora de ayer lunes que otorgará a la compañía china Huawei una exención de 90 días de las restricciones comerciales anunciadas la semana pasada, lo que se conoce como una Licencia General Temporal(TGL).

Esta licencia significa que los usuarios de Huawei podrán continuar recibiendo actualizaciones de software en sus teléfonos durante al menos los próximos tres meses, un tiempo donde la compañía también puede continuar comprando componentes de proveedores de Estados Unidos. Según explicó el Secretario de Comercio Wilbur Ross en un comunicado:

La Licencia General Temporal otorga a los operadores tiempo para hacer arreglos y el espacio para determinar las medidas apropiadas a largo plazo para los estadounidenses y proveedores de telecomunicaciones extranjeros que actualmente dependen del equipo de Huawei para servicios críticos. En resumen, esta licencia permitirá que continúen las operaciones para los usuarios de teléfonos móviles Huawei existentes y las redes rurales de banda ancha.

Como explicamos estos días, la prohibición ha supuesto que Google revocara la licencia de Android a Huawei, mientras que los fabricantes de chips como Intel o Qualcomm congelaron el suministro de sus productos al gigante tecnológico chino. En un comunicado posterior, Huawei aseguró a los clientes que continuaría recibiendo asistencia, a pesar del veto.

Sea como fuere, la administración de Trump ahora ha ofrecido una tregua de tres meses antes de poner en marcha el veto anunciado. [Wall Street Journal]