Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Estados Unidos se prepara para la invasión de los supercerdos, enormes cerdos salvajes "increíblemente inteligentes"

Los expertos pensaron que morirían congelados por cortesía de las temperaturas de hasta -50 ºC al oeste de Canadá, pero sobrevivieron

We may earn a commission from links on this page.
La invasión de los supercerdos: cerdos salvajes gigantes provenientes de Canadá
Foto: Associated PRess (AP)

Acaban con los cultivos y el alimento de las especies nativas. Tienen colmillos largos y afilados para defenderse. Contaminan el agua, matan animales pequeños y pueden transmitir enfermedades como la peste porcina, que es mortal para los cerdos domésticos. Ahora, para colmo, son más grandes e inteligentes. El “supercerdo”, un híbrido de cerdo salvaje proveniente de Canadá, ha empezado a cruzar la frontera norte de Estados Unidos, y en el país vecino se preparan para una invasión que seguramente no puedan frenar.

Un poco de historia. El cerdo doméstico llegó a Norteamérica en el 1500 con los primeros exploradores y colonos, como animal de granja y fuente de alimento. El jabalí euroasiático fue introducido en la década de 1900 para la caza deportiva. Los cerdos salvajes son cruces entre ambos, y representan un creciente problema para la flora y la fauna de Estados Unidos.

Engullen cultivos, propagan enfermedades y pueden llegar a matar ciervos y alces. Su población se estima en más de seis millones de especímenes, que se están expandiendo rápidamente por todo el país gracias a su adaptabilidad a distintos climas, su desplazamiento forzado por los seres humanos y la falta de depredadores naturales. El gobierno estadounidense estima en 1500 millones de dólares los daños que causan estos animales cada año.

Advertisement

Y ahora llegan los supercerdos. Si los cerdos salvajes comunes ya eran duros de matar y muy resilientes, los supercerdos canadienses son un nuevo nivel de amenaza. “Increíblemente inteligentes, altamente escurridizos”. Según The Guardian, este cruce llega a pesar 300 kg, y es capaz de sobrevivir al duro invierno canadiense excavando túneles bajo la nieve.

En Canadá, como en Estados Unidos, los cerdos salvajes son un problema relativamente reciente. Hasta 2002 apenas había, pero su población se ha disparado en los últimos ocho años, sobre todo en Alberta, Manitoba y Saskatchewan. El híbrido conocido como supercerdo fue creado por granjeros que cruzaron jabalíes y cerdos domésticos en la década de 1980. Era más grande, producía más carne y era más fácil de disparar en las reservas de caza canadienses.

No fue una buena idea. Los cerdos escaparon del cautiverio y se expandieron rápidamente por Canadá. Los expertos pensaron que morirían congelados por cortesía de las temperaturas de hasta -50 ºC al oeste del país, pero sobrevivieron. Resulta que ser más grandes es una ventaja de cara al frío, pero el ingenio lo es aún más: estos animales cavan túneles de hasta dos metros bajo la nieve para refugiarse, y usan sus colmillos afilados para cortar plantas con las que cubren el fondo de la cueva a modo de capa aislante.

Así es como los encuentran los cazadores: volando a primera hora de la mañana, cuando hace mucho frío, para ver salir el vapor de sus cuevas. “Si la gente comienza a cazarlos, se vuelven casi completamente nocturnos, y muy escurridizos: se esconden en la densa superficie forestal, desaparecen en los humedales y pueden ser muy difíciles de localizar”.

Advertisement

En Estados Unidos tienen un método más sofisticado llamado el “cerdo de Judas”. Capturan un cerdo solitario, le colocan un collar GPS, lo vuelven a soltar en la naturaleza y lo localizan cuando se reúne con otros cerdos. Entonces se eliminan todos, y vuelta a empezar. El problema es que son tantos, y están ya en tantos estados (34), que los expertos piensan que han llegado para quedarse.