Un equipo de científicos de la Universidad de Cornell acaba de presentar el prototipo funcional de un dispositivo que puede revolucionar el diagnóstico de los niveles de colesterol. Se trata de un accesorio para smartphones que mide la concentración de estos lípidos en sangre con solo sacar una foto.

El dispositivo se llama SmartCARD, abreviatura de Smartphone Cholesterol Application for Rapid Diagnostics. SmartCARD no nos saca una foto a nosotros, sino que utiliza la cámara del smartphone para analizar una gota de sangre, saliva o sudor que se pone en una tira desechable de muestra. El dispositivo analiza cromáticamente la muestra y es capaz de discernir con precisión la cantidad total de colesterol mediante una aplicación.

Ahora, el equipo de Cornell está trabajando en que, además, sea capaz de discernir entre colesterol bueno, colesterol perjudicial, y triglicéridos. David Erickson, Profesor asociado de Ingeniería mecánica, y principal autor del proyecto, asegura que, una vez esté afinado del todo, SmartCARD será también capaz de detectar concentraciones de otras sustancias como vitamina D. [Cornell University]