El "arte" de minar Bitcoins ha evolucionado muchísimo en apenas unos años. Lo que empezó como un pasatiempo cuando nacieron las Bitcoins en el 2009, se ha convertido ahora en algo muy profesional, son gigantescos ordenadores diseñados especialmente para minar Bitcoins. Una prueba: la tarjeta de arriba que se mostraba estos días en el CES. Cuesta 2.200 dólares y es un pequeño monstruo de la minería digital.

Es la última creación de la firma Butterfly Labs. Se llama Monarch y es una tarjeta ASIC (Application-Specific Integrated Circuit). Ofrecen 100 veces más poder de minería que otras tarjetas inferiores, como las FPGAs (Field-Programmable Gate Arrays) y a la vez consumen menos. En las ASICs el procesador, el silicio, está adaptado específicamente a la tarea de minar Bitcoins, por lo que es casi imposible que los siguientes modelos sean más potentes en poder de computación. Las ventajas futuras vendrán en ahorros de energía.

Advertisement

El modelo de Butterfly Labs, que saldrá a la venta este mes, tiene una potencia de 600 gigahash y 350 vatios. Un hash es básicamente la ecuación matemática necesaria para resolver los complejos problemas de cálculo en el proceso de minar Bitcoins. Resolverlos obliga a utilizar cada vez mayor poder de computación. Para que te hagas una idea, un gigahash procesa 1.000 millones de estas ecuaciones por segundo.

Advertisement

Durante el CES, Butterfly Labs también mostró un prototipo de sistema de refrigeración para esta tarjeta. En el modelo final el sistema de disipación de calor será algo diferente, pero las imágenes debajo sirven para hacernos una idea del punto al que se ha llegado para minar Bitcoins y colarse en la burbuja. Porque son una burbuja, ¿no?

Advertisement

Advertisement

Puedes leer más sobre estos "monstruos" de Bitcoins por aquí.