Lo vimos por primera vez el pasado mayo, pero era poco más que un prototipo sin cocinar. Hoy Google ha mostrado el modelo final del coche autónomo sin volante que funciona íntegramente a base de sensores y software. Basta introducir una dirección y listo, el automóvil te lleva. Esa es la idea. Y este será el prototipo final con el cual la probarán.

Advertisement

Google acaba de publicar la imagen del prototipo final, en el mismo lugar del anterior coche inacabado. El modelo que vimos en mayo (foto debajo) no tenía ni luces, eran un dibujo. Ahora ya está completamente acabado y funcional.

Google de momento probará el coche en un circuito cerrado para comprobar que el software y los sensores funcionan a la perfección. Este vehículo es tremendamente sencillo en apariencia: tan solo tiene un botón de iniciar la marcha, otro de parar, y una pantalla donde muestra la ruta. Sin embargo, la tecnología que lo hace posible sí que es revolucionaria. Cuenta con sensores que analizan cientos de objetos simultáneamente en 360 grados, y a 180 metros de distancia. El frontal es completamente deformable y está recubierto de espuma. La velocidad máxima es de 40 kilómetros por hora. Veremos cómo se comporta en las pruebas. [vía Google]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)