18 de abril del 2016. Como la mayoría de los días, Missy Bevers acude a las 5 de la mañana a la iglesia en Midlothian (Estados Unidos). Bevers se preparaba para dar su clase de fitness, sin embargo, ese día muere asesinada. Unos días después la policía publica un vídeo del asesino.

El homicidio de la mujer de 45 años conmocionó a la pequeña ciudad de Midlothian, ubicada en el condado de Ellis (Texas). Poco después de que la mujer fuera brutalmente asesinada, su cuerpo fue descubierto por uno de sus alumnos.

Una semana más tarde, La policía compartía el siguiente vídeo y explicaba las causas de la muerte: Missy Bevers falleció por el impacto repetido de algún tipo de herramienta/arma sobre su cráneo. Su cuerpo también presentaba múltiples hematomas. Las autoridades mostraron la secuencia de las cámaras de vigilancia de la iglesia para tratar de dar con el sospechoso con la ayuda ciudadana:

Como se puede apreciar en el clip, se trata de una persona de constitución grande que lleva un uniforme con chaleco similar al de los SWAT (en la parte posterior indica “policía”). Además, también lleva un casco en todo momento, guantes, espinilleras y lo que parece un martillo en la mano. El extraño camina por diferentes pasillos, anda de forma muy particular y parece estar buscando a alguien, probablemente a Bevers.

Advertisement

Según reportaron los medios en los primeros días, el esposo de Missy, Brandon, llegó a su casa por la tarde, el mismo día de la muerte de su esposa y tras un viaje a Misisipi.

Pasaron varios meses sin que se supiera algún avance del caso. Sin embargo, en diciembre del 2016 se publicó en Internet un nuevo vídeo desconcertante. Se trataba de una secuencia grabada por las cámaras exteriores de una tienda al lado de la iglesia donde murió la mujer.

Como se puede apreciar, un coche aparece unas horas antes de que lo hiciera Missy. Se trata de un Nissan Altima plateado dando vueltas lentamente por el parking. En un momento dado, el conductor del Nissan apaga las luces y las vuelve a encender. El vehículo aparece en múltiples ángulos por las cámaras de vigilancia, se detiene un buen rato y finalmente sale de la zona.

Advertisement

Sin embargo, y hasta el día de hoy, la policía tampoco ha podido encontrar al dueño del vehículo. Desde entonces, las teorías sobre quién puede haber llevado a cabo el brutal homicidio se han disparado, incluso hay quien ha comparado ese extraño caminar del sospechoso en la iglesia con el del esposo de Missy, Randy Beavers.

Sea como fuere, todo este material está en manos de las autoridades y la muerte de Missy Bevers sigue siendo un caso sin resolver. Sorprendente, ya que pocas veces la policía puede tener vídeos del supuesto asesino antes de perpetrar el crimen (e incluso quizás de su llegada en coche), y no resolver el caso. [FoxNews]