Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Este nuevo exoplaneta no debería de existir, y los astrónomos ya lo conocen como Planeta Prohibido

Interpretación artística del exoplaneta NGTS-4B, en tránsito por delante de su estrella.
Imagen: Mark Garlick / Universidad de Warwick

De todas las ciencias, la astronomía es la que más a menudo se topa con imposibles que lo eran hasta que son descubiertos. NGTS-4b es el mejor ejemplo. Este nuevo exoplaneta sobrevive en una región del espacio donde no debería existir, el desierto neptuniano.

Los astrónomos llaman coloquialmente desierto neptuniano a la región alrededor de una estrella en la que es imposible que existan planetas con una atmósfera como la de Neptuno. La razón es una simple cuestión de proximidad. El desierto neptuniano es una zona muy próxima a la estrella y a esa distancia la radiación y el calor evaporan la atmósfera hasta dejar un núcleo rocoso inerte.

Advertisement

NGTS-4b desafía ese concepto. El planeta es un 20% más pequeño que Neptuno, pero su masa es 20 veces superior a la de la Tierra, con un diámetro aproximadamente tres veces más grande que el de nuestro planeta. Hasta ahora había pasado desapercibido a los astrónomos por su pequeño tamaño. El equipo responsable de su descubrimiento ha dado con él gracias al nuevo observatorio Next-Generation Transit Survey (NGTS) situado en el centro que el ESO tiene en Cerro Atacama, Chile. Los astrónomos lo han encontrado detectando una variación de solo el 0,2% en la luminosidad de la estrella al paso del pequeño planeta.

El período orbital de NGTS-4b (el tiempo que tarda en dar una vuelta completa a su Sol) es de solo 1,3 días, y la temperatura en superficie es de unos 1.000 grados Celsius.

Contra todo pronóstico, NGTS-4b tiene atmósfera, algo que debería ser imposible. Ello le ha valido al objeto el sobrenombre de Planeta Prohibido (Forbidden Planet) en honor al clásico del cine de ciencia-ficción. El doctor Richard West, físico en la Universidad de Warwick y uno de los autores del descubrimiento explica:

Este planeta debe ser duro. Está justo en la zona en la que no esperábamos que los planetas del tamaño de Neptuno pudieran sobrevivir. Es verdaderamente sorprendente que encontráramos un planeta en tránsito a través de una atenuación de estrellas en menos del 0.2%. Esto nunca se ha hecho antes mediante telescopios en tierra. Ha sido genial encontrarlos después de trabajar en este proyecto durante un año.

Advertisement

La hipótesis de los astrónomos para explicar la existencia de este planeta prohibido es que probablemente fuera un planeta perdido que haya entrado recientemente en órbita de la estrella y por ello aún no ha perdido toda su atmósfera. También podría haber otros factores relacionados con la composición de su atmósfera, pero de momento es imposible saberlo con seguridad. [Eurekalert]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key