GIF: Google

De todos los hallazgos llamativos de Google Maps (y eso incluye naves alienĂ­genas, buzos asesinos y escenas del crimen), me quedo con este.

El coche de Google Street View recorría una calle sin salida junto a un pequeño puerto de Kumage, al sur del archipiélago japonés, cuando llamó la atención de un perrete. El perro —quizá en un valiente intento por proteger el bote que estaba vigilando; quizá atraído por la cámara esférica de Google, que honestamente parece una pelota— decidió salir a la caza del vehículo y lo persiguió hasta el final de la calle. El resultado son un montón de fotos arruinadas (o mejoradas) por la cara de felicidad de este intruso.

Advertisement

Sale de lejos:

Sale de cerca:

Advertisement

Sale por delante:

Sale por detrás:

Advertisement

Sale su cabeza:

Sale su cola:

Advertisement

Sale difuminado:

Sale sin difuminar:

Advertisement

Y asĂ­ hasta el final de la calle.

Aunque las fotos son de 2014, el perro lleva unos días haciendo sus rondas por Internet porque —no podía ser de otra forma— ya es un fenómeno viral dentro y fuera de Japón, y cuenta con miles de fans. “Es tan adorable”, “me partí de risa cuando vi lo lejos que llegó”, “en cuanto vio aquel coche de aspecto extraño supo que algo estaba pasando”, comentan los japoneses en redes sociales. No sabemos cómo acabó la historia (me gusta pensar que el conductor se bajó del coche para jugar un rato con el perrete), pero espero que Google Maps tarde varios años en renovar estas fotos.

Advertisement

[Google Maps vĂ­a SoraNews24]