Se llama CleanSpace One, y es un poco una versión espacial de Wall-E, pero con tendencias kamikazes. Este satélite forma parte de un proyecto desarrollado en la Escuela Politécnica Federal de Lausana, en Suiza, para limpiar nuestro planeta de toda la basura espacial que flota a su alrededor.

Advertisement

Se calcula que hay más de 16.000 objetos abandonados de más de 10 centímetros de diámetro orbitando sobre nuestro planeta. Lo peor del asunto es que esta basura tiende a concentrarse en las mismas órbitas, y llegará un momento en el que se convertirá en un problema serio para los satélites operativos, y para futuros lanzamientos espaciales.

CleanSpace One es un satélite de bajo coste que utiliza un método muy particular para deshacerse de los objetos más grandes. Básicamente, los atrapa con un brazo mecánico y, después, los arrastra en un descenso suicida hacia la atmósfera, donde la entrada desintegra basura y basurero.

Advertisement

El sat√©lite fue desarrollado en 2012, pero ahora sus promotores de Lausana han cerrado un acuerdo con la compa√Ī√≠a Swiss Space Systems o S3 para dise√Īar un sistema de lanzamiento barato para los CleanSpace One. El m√©todo elegido ser√° un doble lanzamiento con un Airbus A300 que elevar√° un peque√Īo transbordador no tripulado. Esta segunda nave es capaz de volver a aterrizar por si sola, y ser√° la encargada de poner en √≥rbita el sat√©lite limpiador. El primer lanzamiento est√° previsto en 2018. Os dejamos con el v√≠deo original que explica el proyecto. [EPFL v√≠a Gizmag]