Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Este televisor OLED 8K de 20.000 dólares es tan bueno, que hasta casi puedo llegar a entender su precio

6.4K
23
Save
undefined
Imagen: Catie Keck

Muchos fabricantes de televisores han presentado pantallas 8K, pero a día de hoy, el 8K sigue estando fuera del alcance de muchos consumidores. Además, con tantas opciones buenas y relativamente asequibles de televisores LED y OLED 4K que hay en estos momentos, suele ser difícil justificar los precios de estas pantallas premium 8K, sobre todo cuando existe poco o casi ningún contenido en 8K que podamos disfrutar todavía. Además, los televisores 8K se volverán más baratos con el paso del tiempo, así que, ¿por qué gastar ahora tanto dinero cuando hay un sinfín de televisores excelentes que cuestan una quinta parte de su precio?

Por esas razones fue por las que no estaba segura de qué podía esperar del exorbitantemente caro y nuevo televisor LG Signature OLED 8K ZX , cuyo precio alcanza los 20.000 dólares para el modelo de 77 pulgadas (el que he estado probando yo) y 30.000 para su versión de 88 pulgadas. Pero después de pasarme varias semanas con esta gigantesca pantalla, siento que ya nunca volveré a ver la televisión de la misma manera, al menos hasta que algo medianamente comparable llegue al mercado y tenga un precio asequible que pueda pagar.

Advertisement

Sigamos adelante y enfrentémonos al enorme elefante que hay en la habitación: Sí, 20.000 dólares es una cantidad obscena de dinero para gastar en un televisor. Así que, aunque sea un televisor que esté a disposición de cualquier consumidor, tendrás que ser absurdamente rico para costeártelo. Pero si es tu caso, esto es todo lo que puede ofrecerte esta pantalla: una imagen tan nítida y clara que parece que podrías alzar la mano y tocar lo que estás viendo al otro lado de la pantalla. Si me dieran un dólar por cada “joder” que murmuré mientras veía la obra de ballet de El cascanueces, tendría... bueno, todavía no tendría suficiente dinero como para comprarme la tele, pero te haces una idea.

Nos enviaron en un USB un clip de la compañía americana de ballet en 8K (el televisor tiene varios puertos USB, de los que hablaremos un poco más abajo). Fue una idea estupenda, ya que prácticamente no hay contenido 8K que echarnos a la boca de momento. Técnicamente, YouTube tiene una limitada selección de contenido 8K, pero ¿qué hay de servicios de streaming como Netflix, Disney+ o HBO Max? Ni rastro. De hecho, HBO Max acaba de sacar pecho con el lanzamiento de Wonder Woman 1984 a 4K HDR. Y dado que el 4K sigue siendo algo nuevo para muchos hogares, ¿por qué diablos los estudios se molestarían en grabar contenido en 8K?

Nadie quiere grabar videos en 8K, resulta costoso y requiere material especial con el que muchos no cuentan todavía. Pueden pasar muchos años antes de que tengamos suficiente contenido 8K que haga que merezca la pena tener una pantalla 8K. Incluso entonces, muchos de los detalles que hacen que estas pantallas sean geniales se pierden con las compresiones de los servicios de streaming.

Sin embargo, ¿y si yo viviese en un mundo en el que me pudiese permitir este televisor OLED? Casi me avergüenza decir que me encantaría hacerme con él. Las imágenes que muestra son realmente impresionantes. LG se negó a dar las especificaciones exactas sobre el gamut de color, pero dijo que será aproximadamente el mismo espacio de color que el DCI-P3. La compañía tampoco dijo nada sobre el brillo máximo, pero no tendrás que preocuparte al respecto, sobre todo si marcas vívido en los ajustes. Su sistema operativo webOS Smart TV es bastante sencillo y funciona bien para navegar por las aplicaciones, aunque generalmente acabé usando mi Apple TV 4K para navegar por mi contenido. Eso sí, ¿quién se compraría un televisor de 20.000 dólares únicamente en función del sistema operativo?

Advertisement

Los gamers —perdón, los gamers que estén forrados agradecerán que sus cuatro puertos HDMI traseros admitan 4K a 120Hz, 8K a 60Hz, canal de retorno de audio mejorado (eARC), frecuencia de actualización variable (VRR) y modo de baja latencia automática (ALLM), así como tres puertos USB en el lateral del televisor.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Catie Keck
Advertisement

Jugar fue una pasada en esta monstruosa pantalla. El Red Dead Redemption 2 funcionó a las mil maravillas, incluso a pesar de que no aprovechaba al máximo todas las ventajas visuales que ofrece una pantalla 8K. No pude evitar distraerme en lo inmersivas que resultaban las imágenes esta enorme pantalla, y a menudo me quedaba mirando el paisaje y los detalles del juego en vez de concentrarme en las misiones. En cuanto al resto de contenidos, el televisor hizo que prácticamente todo se viera mejor. Demonios, hasta una serie de hace 15 años se veía genial, y eso realmente es algo a destacar. Tanto Tenet como Soul se veían espectacularmente, aunque nada era igualable a la magia de El cascanueces, que parecía tan real como si las bailarinas estuviesen delante de mi cara.

Eso se debe en gran parte a las decenas de millones de píxeles auto-iluminados y los mil millones de colores que ofrece la tecnología OLED. LG dice que este televisor produce una imagen cuatro veces más nítida que el 4K UHD y que tiene 16 veces más detalle que el HDTV. Sin embargo, la magia del televisor está realmente en su capacidad de escalado. Con tan poco contenido 8K disponible, la clave del televisor está en su capacidad para mejorar el contenido de menor calidad. LG ha hecho un trabajo espectacular y su procesador alpha 9 Gen 3 AI 8K utiliza algoritmos de aprendizaje profundo para mejorar el contenido de resoluciones más bajas como el 4K. Tendría que comparar las muestras con la misma imagen en 8K para poder comprobar su habilidad real de escalado, pero el contenido 4K que vi no salió para nada mal parado durante mis pruebas.

Advertisement

¿Y qué hay de su diseño? Es casi perfecto porque no hay nada llamativo ni sofisticado en el marco ni en las patas minimalistas que se incluyen con el modelo de 77 pulgadas, que también puedes montar sobre la pared sin prefieres. Sin embargo, si apuestas por la pantalla de 88 pulgadas la única opción es colocarlo sobre su soporte metálico.

En cuanto al mando a distancia de LG, no puedo reconocer que fuese muy fan al principio, ya que estoy acostumbrada a usar el mío de Sony. Pero me encantó el cursor rosa y su capacidad para marcar lo que quería en vez de tener que desplazarme manualmente por las aplicaciones o el contenido. Es un mando fantástico. Lo único que diré sobre el televisor en sí es que pesaba lo suyo: algo menos de 45 kilos, y debo admitir que moverlo fue una experiencia horrorosa que requirió toda la fuerza de dos adultos para poder colocar esa pantalla en su sitio de forma segura.

Advertisement

Así que, en última instancia, ¿para quién está pensado este televisor? Bueno, ciertamente no para mi, eso seguro. Gastar la misma cantidad de dinero que podría dejarme en un coche nuevo no es algo que me entre en la cabeza. Pero de nuevo, recuerdo que este es un televisor para personas que tienen una cantidad ingente de dinero que se pueden dejar en un impresionante televisor 8K, incluso a pesar de que no exista casi contenido a esa resolución. Dicho esto, nunca me había sentido tan triste de tener que devolver un televisor. Tiene un precio salvaje, pero es un televisor tan bueno que casi, ¡casi!, puedo entender el por qué.

En resumen

  • Un televisor OLED 8K premium que te costará 20.000 dólares si quieres el modelo de 77 pulgadas o 30.000 si quieres el modelo de 88 pulgadas.
  • Jugar en esta pantalla, que probablemente sea más grande de lo que cualquiera necesita, ha sido un sueño hecho realidad.
  • Incluso contenido más antiguo y de baja resolución se veía genial en esta pantalla, y películas más nuevas como Tenet o Soul lucían realmente fantásticas.
  • Todavía existe muy poco contenido 8K, pero el contenido que pude ver parecía tan real que resultaba impresionante.

Share This Story

Get our newsletter