Captura de pantalla: Kody Antle (Instagram)

Seguramente ya hayas visto el v√≠deo. En √©l aparece un chimpanc√© sujetando un tel√©fono y viendo Instagram. El simio no solo est√° absorto en las fotos de la popular red social. Es que adem√°s maneja la aplicaci√≥n como todo un experto. ¬ŅQu√© hay detr√°s de este comportamiento tan humano?

El video es casi demasiado bonito para ser cierto. El chimpanc√© que lo protagoniza se llama Sugriva, y es uno de los habitantes de Myrtle Beach Safari, una reserva natural en Carolina del Sur. El v√≠deo de Sugriva mirando Instagram fue subido por Kody Antle, hijo del fundador de la reserva. En el v√≠deo, el chimpanc√© aparece navegando por el perfil en Instagram de Mike Holston, un jugador de F√ļtbol Americano que gusta de publicar fotos de animales en su perfil bajo el pseud√≥nimo de The Real Tarzan.

A estas alturas nadie pone en duda la prodigiosa inteligencia de los chimpanc√©s, una especie con la que compartimos el 99% de nuestro ADN. Los grandes simios son capaces de utilizar hasta 22 tipos de herramientas en cautividad. Tambi√©n se sabe que se aficionan a los videojuegos si se les ense√Īa a manejarlos, y esta es probablemente la clave que no cuentan en el v√≠deo.

Sugriva es capaz de reconocer a los de su propia especie en imágenes, sí, y parece encontrar el mismo deleite que muchos seres humanos navegando por Instagram, pero es muy probable que su manejo de la aplicación no sea intuitivo, sino producto de un aprendizaje. Patricia Wright, primatóloga en la Universidad Stony Brook explica, en unas declaraciones hechas a The Guardian, que el comportamiento parece aprendido.

Se ha demostrado que los chimpancés usan computadoras desde hace bastante tiempo. La gente usa las redes sociales para conectarse con familiares y amigos, por lo que no es una sorpresa que nuestro pariente más cercano también lo use para eso. Ellos son muy parecidos a nosotros.

Advertisement

No es la primera vez que los cient√≠ficos dejan computadoras o tel√©fonos m√≥viles a un chimpanc√© para estudiar su comportamiento, pero este tipo de experimentos suelen realizarse en un entorno muy controlado. El v√≠deo publicado por Kody Antle, sin embargo, se ha grabado en lo que parece una casa normal y corriente. Wright y otros colegas primat√≥logos como Frans de Waal han criticado el entorno del v√≠deo y han se√Īalado que el clip viral tiene muy poco de cient√≠fico o de respetuoso con los chimpanc√©s, y parece haberse grabado solo para hacer visitas y dinero. La mism√≠sima Jane Goodall ha criticado el v√≠deo, no porque el animal de muestras de maltrato, sino porque perpet√ļa la imagen de los chimpanc√©s como mascotas y da m√°s razones a los furtivos para continuar el tr√°fico de esta especie. [v√≠a The Guardian]