GIF: Tom Scott (YouTube)

El cuerpo humano puede tolerar la fuerza g, pero depende de la magnitud, la duración y el lugar en el que se aplica. Los pilotos de aviones caza deben tener una gran tolerancia, de lo contrario tienen el riesgo de desmayarse y perder el conocimiento como el protagonista de este vídeo.

Advertisement

El YouTuber Tom Scott quizo probar la centrifugadora para pilotos de la Royal Air Force (Fuerza aérea real británica), ubicada en su centro de entrenamiento en la ciudad de Farnborough, Inglaterra. Según los expertos, los pilotos deben resistir hasta 5G sin necesidad de usar un traje especial, y hasta 7G si están usando un traje antig.

Al experimentar una fuerza g la sangre no fluye lo suficiente, tal y como debería, y por tanto el cerebro no recibe suficiente oxígeno (entre otros efectos). No obstante, los pilotos son capaces de resistir estas condiciones hasta cierto punto, incluyendo no solo la fuerza g sino también la sobreaceleración, es decir, la tasa de cambio de aceleración.

Si no recibes suficiente oxígeno, el resultado es inevitable: te desmayarás tal y como lo hizo Scott en su ronda de pruebas en la centrifugadora. Lo peor es que los expertos dicen que la alta tolerancia a la fuerza g es innata. Se requiere de mucho entrenamiento y adaptación, además de aprender a dominar técnicas de respiración, para poder calificar para ser piloto de caza o de cohete espacial, aunque muchos nunca podrán lograr lo último.

Advertisement

El récord de tolerancia de fuerza g lo tiene un piloto de la fuerza aérea de los Estados Unidos, que resistió 25g durante poco más de un segundo. Durante la prueba sufrió muchas lesiones, pero logró recuperarse. En el caso de Scott, no soportó más de 3,6G sin perder el conocimiento, por lo que el YouTuber reconoce que tiene baja tolerancia. [vía Tom Scott (YouTube)]