El fabricante de coches italianos Ferrari se encuentra en una pelea muy desagradable con alguien que, en el mundo de negocios, supuestamente es sagrado: un cliente. Se trata del diseñador alemán Philipp Plein, un amante de los coches de Ferrari. La pelea se centra en las fotos que Plein ha subido de su propio Ferrari a Instagram, fotos que el fabricante ha clasificado como muy desagradables.

Esta semana, los abogados de Ferrari le mandaron una carta a Plein en la cual le piden que elimine una foto que ha subido a Instagram que muestra sus zapatos verdes encima de un Ferrari. El coche, un Ferrari 812 Superfast verde de 12 cilindros que cuesta alrededor de 339.000 euros, es del mismo Plein, como hemos dicho antes, que al parecer le encanta tener zapatos del mismo color que su coche.

En la carta, la empresa alega que Plein está asociando el logo y los coches de Ferrari con un estilo de vida “totalmente inconsistente con la percepción de marca de Ferrari”. Añade que “el comportamiento” de Plein es dañino y serio. Además, Ferrari afirma los contenidos de su Instagram, entre los cuales está un vídeo de una mujer en biquini posando al lado de un Ferrari y usando una botella de alcohol como una manguera, “en sí mismas son desagradables”.

Advertisement

La foto que no le gustó a Ferrari

Advertisement

El vídeo que no le gustó a Ferrari

Advertisement

La carta furiosa de los abogados de Ferrari

Advertisement

Al final, Ferrari le da a Plein 48 horas para eliminar las fotos de Instagram, la web y cualquier otra red social. Comenta que se quejará “del comportamiento ilegal, injusto y dañino” a los tribunales.

Como se pueden imaginar, Plein, el fan que ama a Ferrari, no se ha tomado bien la carta de los abogados de la empresa. El diseñador declaró que estaba decepcionado y repugnado por el comportamiento de Ferrari. Cuenta que compró su primer Ferrari hace 10 años y que recientemente le compró uno a su madre como regalo de cumpleaños.

Advertisement

“¡Obviamente me encantan los coches y especialmente Ferrari!” escribió Plein en Instagram (con muchos signos de exclamación). “Siendo buen cliente, creo que es absolutamente ridículo recibir una carta así de una empresa como Ferrari. Este mensaje es para el CEO de Ferrari Louis Carey Camilleri: ¡si continuas mandando cartas de tus abogados como esta a tus fieles clientes, perderás el apoyo de muchos fans de Ferrari”!

Advertisement

En una subsecuente publicación, Plein comentó que iba a tomar acciones legales contra Ferrari por lo que considera comportamiento poco profesional. Destacó que no iba a eliminar las fotos.

Es importante señalar que el diseñador no ha utilizado el logo de Ferrari en sus zapatos. Solo los ha puesto encima de su coche.

Advertisement

A la hora de publicar este artículo, Plein no había eliminado la foto que insultó tanto a Ferrari. De hecho, su Instagram sigue lleno de fotos de su Ferrari verde (junto con muchas otras cosas escandalosas y bueno, de Instagrammers).

Advertisement

No obstante, como señala Jalopnik, Ferrari no tiene un problema tan grande como cree. Por lo menos no tiene una situación como la pobre Toyota, que tiene que vivir con el hecho de que ISIS usa sus camionetas en sus vídeos y para sus operaciones.

[Philip Plein]