Mucha gente instala aplicaciones para no ser visto en las redes de publicidad online. Ghostery es un complemento m√°s para navegadores que ofrece esa deseada invisibilidad a los molestos anuncios. Lo que no tanta gente sabe es que el software pertenece a la industria de la publicidad online y que, de hecho, recoge datos para esa misma industria.

El rastreo que efect√ļa este plug-in supuestamente anti-rastreo no es autom√°tico. Si el usuario elige enviar datos a la aplicaci√≥n cuando se le pregunta por esa opci√≥n, esos datos son utilizados para afinar el comportamiento de los anuncios.

La compa√Ī√≠a propietaria de Ghostery, Evidon, vende los datos de los usuarios que lo permiten a webmasters y a compa√Ī√≠as de publicidad online. De los 19 millones de usuarios que utilizan Ghostery, ocho est√°n sujetos (lo sepan o no) a este programa de recolecci√≥n de datos.

El CEO de Evidon, Scott Meyer no cree que esta situaci√≥n sea contradictoria, y recuerda que la decisi√≥n final de permitir que el software recolecte datos es siempre del usuario. Seg√ļn el CEO, los datos recogidos por Ghostery permiten mejorar los tiempos de carga de las p√°ginas web y confirmar si las campa√Īas de publicidad est√°n correctamente configuradas y dirigidas. A Meyer no le preocupa que haya usuarios que quieran salir de las redes de rastreo y publicidad porque este tipo de usuarios no hacen click en los anuncios de todos modos.

Advertisement

Expertos ajenos a la compa√Ī√≠a como Jonathan Mayer, un activista en pro de la privacidad en la Universidad de Stanford, comentan que Ghostery funciona bien si est√° bien configurado. Mayer comenta de todos modos que lo ideal ser√≠a que industria y webmasters adoptaran un est√°ndar de protecci√≥n de datos en internet. [MIT Technology Review]

Foto: MTKang /Shutterstock