Google anunci√≥ este lunes el cierre de Google+, su fallida red social. La compa√Ī√≠a confirm√≥ lo que todos sospech√°bamos (nadie entra en Google+, excepto por accidente) y aprovech√≥ la ocasi√≥n hablar de un agujero de seguridad que expuso los datos de 500.000 usuarios entre 2015 y 2018.

El fallo fue descubierto en marzo de este a√Īo. Google lo parche√≥, pero seg√ļn el Wall Street Journal no dijo nada por miedo a las repercusiones (la versi√≥n oficial es que Google no alerta inmediatamente a los usuarios de este tipo de fallos si no tiene pruebas de un uso incorrecto de los datos o si los usuarios no tienen que tomar ninguna acci√≥n, entre otros criterios).

El fallo, localizado en la API de Google+, permitía a los desarrolladores extraer datos como el nombre, la dirección de correo electrónico, la fecha de nacimiento, la foto de perfil y el género de hasta 500.000 usuarios afectados. De acuerdo con Google, 438 aplicaciones hicieron uso de esa API, pero no existen pruebas de que hicieran un mal uso de los datos.

Nadie echar√° de menos Google+. Seg√ļn¬†la propia Google, el 90% de las sesiones eran de menos de cinco segundos, lo que significa que la gran mayor√≠a de los usuarios entraba por accidente. Donde s√≠ encontr√≥ su nicho fue en el entorno empresarial: Google apagar√° la red social en diez meses, pero mantendr√° sus funciones para los usuarios profesionales de G Suite.