Imagen: Las imágenes que revelaban el vehículo (Google Earth)

No es la primera vez que ocurra algo parecido. Sin ir m√°s lejos, en 2015 cont√°bamos el caso del conductor desaparecido que llevaba nueve a√Īos a la vista de los mapas de Google. Ahora, las im√°genes por sat√©lite han resuelto la misteriosa desaparici√≥n de William Moldt.

Al parecer, todo comenzó cuando un residente anterior del vecindario de Grand Isles en Wellington, Florida, estaba revisando la zona en Google Earth y se acercó hasta el lago. Allí vio lo que parecía un automóvil y alertó al propietario de su anterior casa para que revisara la zona.

Este segundo hombre utiliz√≥ un dron para confirmar que, efectivamente, era un auto blanco en el borde del lago detr√°s de su casa. El propietario llam√≥ a la oficina del sheriff el 28 de agosto, y los agentes llegaron m√°s tarde para encontrar el exterior del sed√°n blanco ‚Äúfuertemente calcificado‚ÄĚ. Despu√©s de sacar el auto, encontraron los restos √≥seos de una persona en su interior.

Imagen: Otra perspectiva desde la que se apreciaba el auto (Google Earth)

Advertisement

La investigaci√≥n posterior de la polic√≠a encontr√≥ que se trataba de los restos esquel√©ticos de William Moldt, quien desapareci√≥ en 1997 a la edad de 40 a√Īos. El Sistema Nacional de Personas Desaparecidas y No Identificadas dice que Moldt hab√≠a acudido a un club nocturno en noviembre de 1997. Los que lo vieron aquel d√≠a hab√≠an declarado que no parec√≠a ebrio y que se fue solo antes de la medianoche. Hab√≠a llamado a su novia para decirle que volver√≠a pronto a su casa en Lantana. Desde entonces, se hab√≠a perdido la pista del hombre.

Nadie se explica c√≥mo ha pasado tanto tiempo antes de encontrar el veh√≠culo y los restos del hombre. Como expres√≥ a los medios Barry Fay, quien encontr√≥ el autom√≥vil, ‚Äúnunca hab√≠a notado nada en la costa. Jam√°s cre√≠ que habr√≠a un cad√°ver desde hace 22 a√Īos‚ÄĚ. [The Guardian]