Apple podrá finalmente vender el iPhone en Brasil. Tras seis años de batallas legales, un juez ha sentenciado que la compañía brasileña Gradiente Electronica SA, que comenzó a vender un móvil Android llamado "iphone" antes de que Apple llegara a Brasil, tendrá que compartir la marca con la firma de Cupertino. Apple no podrá utilizar la marca iPhone en exclusiva, pero al menos podrá vender en uno de los mayores mercados de Latinoamérica.