Foto: Andy Wong (AP

Despu√©s de pasar a estar en la llamada Lista de Entidades por el gobierno federal de los EE. UU., restringiendo severamente su acceso a la tecnolog√≠a estadounidense, el gigante tecnol√≥gico chino y el segundo mayor fabricante mundial de tel√©fonos inteligentes Huawei est√° investigando el uso del sistema operativo Aurora de fabricaci√≥n rusa como reemplazo del sistema operativo Android en sus dispositivos m√≥viles, seg√ļn Reuters.

Seg√ļn la agencia, Aurora es ‚Äúel √ļnico sistema operativo de Rusia y no se est√° utilizando actualmente‚ÄĚ. El proyecto que se est√° discutiendo es instalar el sistema operativo en cientos de miles de tabletas programadas para ser utilizadas en el censo de poblaci√≥n 2020 de Rusia. Sin embargo, una fuente le dijo a la agencia de noticias que el censo podr√≠a ser una prueba para usar Aurora de manera m√°s amplia: ‚ÄúEste es un proyecto piloto. Lo vemos como la primera etapa del lanzamiento del sistema operativo ruso en dispositivos Huawei‚ÄĚ.

Advertisement

Una portavoz de Huawei confirm√≥ adem√°s a Reuters que la compa√Ī√≠a est√° discutiendo un posible acuerdo con el Ministerio de Comunicaciones de Rusia:

Rusia est√° discutiendo el uso del sistema operativo Aurora en 360.000 tabletas Huawei para agosto de 2020.

‚ÄúHuawei est√° interesado en el proyecto. Mostr√≥ muestras de tabletas que podr√≠an usarse‚ÄĚ, dijo la segunda fuente. Aurora es el √ļnico sistema operativo de Rusia y actualmente no se est√° utilizando.¬†

Aurora es propiedad de la firma de telecomunicaciones Rostelecom, que a su vez es controlada por el estado ruso. Rostelecom tambi√©n est√° a cargo de seleccionar las tabletas que se utilizar√°n para el censo, y confirm√≥ a Reuters que est√° explorando ‚Äúvarias opciones de colaboraci√≥n‚ÄĚ con Huawei.

La administraci√≥n Trump coloc√≥ a Huawei en la Lista de Entidades del Departamento de Comercio a principios de este a√Īo en medio de un alboroto en la comunidad de inteligencia de EE. UU. de que la compa√Ī√≠a representa una amenaza para la seguridad nacional y podr√≠a estar involucrada en espionaje. (Seg√ļn los informes, la CIA trat√≥ de convencer de que no se puede confiar en el equipo de telecomunicaciones de Huawei presentando evidencia ‚Äús√≥lida pero no f√©rrea‚ÄĚ de que la compa√Ī√≠a est√° financiada en parte por activos militares y de inteligencia chinos). Estados Unidos tambi√©n ha acusado a Huawei de fraude y robo de comercio, y busca la extradici√≥n de su director financiero, Meng Wanzhou, de Canad√° por acusaciones de violar las sanciones contra Ir√°n.

Advertisement

Huawei ha negado rotundamente las acusaciones y ha tratado de retratar el problema como una represalia por superar a las empresas estadounidenses. Tambi√©n se ha especulado ampliamente que la administraci√≥n Trump est√° apuntando a Huawei como una t√°ctica de armamento fuerte en medio de la actual guerra comercial entre Estados Unidos y China. NPR inform√≥ recientemente que un ‚Äúgrupo en crecimiento‚ÄĚ en China ha estado argumentando que el pa√≠s ‚Äúdeber√≠a rechazar a Estados Unidos y evitar un acuerdo a toda costa‚ÄĚ, aunque ambas partes han mostrado signos de vacilaci√≥n.

Numerosas empresas occidentales han cortado los lazos con Huawei, y una vez que expire un período de gracia, está programado para perder el acceso a futuras actualizaciones de Android. Huawei ha optado por desarrollar su propio sistema operativo móvil de código abierto, HarmonyOS (Hongmeng). Wired informó recientemente que la viabilidad a largo plazo de HarmonyOS como reemplazo de Android está en duda, ya que su desarrollo podría llevar a recortes, y los teléfonos Huawei que lo ejecutan no tendrán acceso a las amplias ofertas de aplicaciones de Google.