Photo: AP

Un hombre murió en Florida por la explosión de un cigarrillo electrónico, según ha confirmado la autopsia dos semanas después. Tallmadge D’Elia, de 38 años, estaba vapeando en su habitación cuando el dispositivo estalló en pedazos y al menos dos piezas acabaron en su cabeza, lo que el forense catalogó como “heridas de proyectil”.

La explosión del dispositivo también causó un pequeño incendio en la vivienda familiar de San Petersburgo donde ocurrió el accidente. El cuerpo de la víctima fue hallado con quemaduras en el 80% de su cuerpo.

Advertisement

De acuerdo con el Washington Post, el dispositivo era un MOD (con una batería de mayor capacidad que un cigarrillo electrónico estándar) de la marca Smok-E Mountain. El modelo estaba fabricado en Filipinas, según una página de Facebook que ha dejado de estar disponible públicamente.

Solo en Estados Unidos se registraron 195 incidentes relacionados con la explosión de uno de estos dispositivos entre 2009 y 2016. 133 con heridos, 38 de ellos graves. Sin embargo, se cree que esta es la primera muerte directamente relacionada con la explosión de la batería de litio de un cigarrillo electrónico que ocurre dentro de los Estados Unidos.

Fuera del país, en 2014 se informó de la muerte de un hombre al noroeste de Inglaterra, pero el diario Scotsman aclaró que la explosión del cigarrillo electrónico había hecho estallar un tanque de oxígeno que la víctima de 62 años llevaba consigo, lo que agravó el accidente.

Advertisement

La forma y calidad de construcción de los cigarrillos electrónicos puede hacer que algunos sean más propensos que otros a comportarse como cohetes incendiarios ante un fallo de la batería, un evento que suele venir precedido de un sonido agudo, un flash de luz y humo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos recomienda comprar dispositivos con características de seguridad, no cargar los cigarrillos electrónicos durante la noche y no utilizar cargadores o baterías no autorizadas, además de evitar llevar las baterías sueltas en el bolsillo junto a objetos metálicos o punzantes.