Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

La fascinante restauración de un Lamborghini Countach abandonado durante 20 años

El vehículo en cuestión era un Lamborghini Countach 5000s de 1985, entregado originalmente a su propietario en Roma, Italia

We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado La fascinante restauración de un Lamborghini Countach abandonado durante 20 años
Captura de pantalla: YouTube

Uno no se encuentra todos los días un Lamborghini Countach, por mucho que este lleve 20 años acumulando polvo y abandonado en un garaje. Larry Kosilla, de Ammo NYC, lo recogió y le dio nueva vida mientras grabó todo el proceso en vídeo. Una pieza espectacular que nos deja con un hallazgo repugnante.

El vehículo en cuestión era un Lamborghini Countach 5000s de 1985, entregado originalmente a su propietario en Roma, Italia. El auto con especificaciones europeas era un modelo con carburador de dos válvulas, no tenía alas y originalmente costaba cerca de 100K dólares nuevo.

La empresa de Kosilla es especialista en restaurar y comercializar superdeportivos antiguos. El Countach se encontró en Connecticut en muy buenas condiciones, aunque como decíamos, estaba cubierto de polvo después de permanecer 20 años en un garaje. Veamos primero la pieza: 

Como vemos en el vídeo, el Countach estaba cubierto de suciedad y mugre en prácticamente cada grieta del automóvil. Sin embargo, el hallazgo más desagradable se dio cuando encontraron excrementos de ratón en todo el interior y el maletero. A través de una cámara, Kosilla encuentra una gran cantidad de bellotas y excrementos de ratón en el chasis y el compartimiento del motor, junto con abundante orina de animales.

Advertisement

El equipo de limpieza empleó un rociador a presión para gran parte del polvo y la suciedad, lo que ya de por sí tuvo un impacto transformador en el aspecto global del Lamborghini. Luego, el Countach se roció con espuma antes de que Kosilla comenzara a limpiar a fondo los guardabarros de las ruedas y la carrocería.

Un delicado proceso de limpieza, ya que el vehículo requería mucho cuidado debido a que la pintura ya no era joven. Cada acción se llevó a cabo meticulosamente y una vez limpiada gran parte de la carrocería, fue necesario lavar a fondo el compartimento del motor antes de empezar a trabajar en la parte más desagradable del coche: el maletero.

Advertisement

En definitiva, un trabajo extremadamente profesional que consiguió darle una nueva vida a uno de los superdeportivos más icónicos jamás fabricados. [YouTube]