A estas alturas habrá muy pocos deportes, saltos o acrobacias de cualquier tipo que no se hayan filmado con una GoPro. Pero ahí va una que tal vez no hayas visto: un salto de esquí en trampolín. El vídeo completo (debajo) es espectacular no solo por las imágenes, también por la música. Y por un pequeño truco que cambia la perspectiva.

Exacto: ¿dónde está la cámara? La cámara va montada en el casco ajustada al final de una varilla. Con un sencillo retoque de post-producción lo han eliminado de la imagen. De hecho, si te fijas en la sombra del esquiador (a partir del minuto 0:20), se ve el equipo sobre el casco.

Advertisement

Pero no importa. El resultado es completamente diferente, te olvidas de que hay una cámara anclada al casco y más bien piensas que "algo" sigue al esquiador mientras vuela por los aires. Lo cual lleva a pensar que tal vez sea posible filmar escenas de este tipo de otra forma con resultados similares o incluso mejores: ¿drones, mini-drones? Probablemente no tardaremos en verlo. Mientras, disfruta de esto: