Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Antes de que Star Wars le perteneciera a Disney, era de Kathleen Kennedy. El mismo George Lucas escogió a la legendaria productora para gestionar su querida Lucasfilm antes de que Disney la comprara. Y desde el principio, el plan siempre fue el siguiente: crear una nueva trilogía de películas, cuyo final se estrenará este mes con Star Wars: The Rise of Skywalker. 

Ha sido un gran aventura para Kennedy. Nuestros compañeros en io9 realizaron una entrevista con ella y con la productora de The Rise of Skywalker, Michelle Rejwan, esta semana en Los Ángeles. Ambas mujeres hablaron sobre lo difícil que fue crear una conclusión satisfactoria no solo a una saga, sino a una trilogía de trilogías. También analizaron el pasado y comentaron sobre el porqué no habían funcionado las primeras versiones del Episodio IX, así como cuánto de la historia estaba desarrollada cuando hicieron The Force Awakens.


Las productoras Michelle Rejwan (izquierda) y Kathleen Kennedy (derecha) con J.J. Abrams.
Las productoras Michelle Rejwan (izquierda) y Kathleen Kennedy (derecha) con J.J. Abrams.
Foto: Disney

io9: Cuando hicieron The Force Awakens, obviamente había una discusión sobre dónde podría ir todo esto. Luego vino Rian Johnson y llevó la historia en la dirección que él quería, y ahora vuelve J.J. Abrams para terminarlo todo. Mirando hacía atrás, ¿hay una razón por la cual la estructura de toda la trilogía no se construyó alrededor del Episodio VII? ¿Creen que esa falta de estructura ha sido beneficiosa en retrospectiva?

Kathleen Kennedy: Bueno, primero, cuando nos sentamos para hacer The Force Awakens, pasamos mucho tiempo haciendo un esquema de las tres películas y analizando en profundidad las últimas seis y hablando sobre ello. [Queríamos] entender la mitología que George [Lucas] había creado. Nos reunimos con personas que habían trabajado en esas películas y que habían sido parte de Lucasfilm.

Contratamos a dos o tres guionistas diferentes. En general éramos ocho sentados en una habitación haciendo una lluvia de ideas sobre las posibilidades y mirando las historias de los personajes. Estábamos identificado. Porque George Lucas ya había hablado con Harrison [Ford], Carrie [Fisher] y Mark [Hamill] sobre hacer la película. Así que sabíamos que los teníamos. Sabíamos que los íbamos a traer de vuelta y que íbamos a introducir nuevos personajes. Así que teníamos una idea sobre dónde queríamos ir.

Pero lo importante es [lo que hizo George Lucas]. Me gusta ver las primeras tres películas que hizo George porque tenía a tres directores diferentes. Estaba en un rol de productor. Y nosotros estábamos haciendo algo similar, lo cual era identificar el género y permitir que un director —en los casos de J.J. y Rian eran directores y grandes fans de Star Wars— se profundice en la serie, que encuentre el centro de la historia y que la haga suya. Obviamente es importante, como siempre ha dicho George, que las películas tengan significado. Y como directora, creo que todos los directores deberían tener la opción de decir lo que quieren hacer, y necesitan encontrar algo que sea personal para ellos.

Aparte de algo como Star Wars, que tiene una base de fans increíbles que aprecian muchísimo a la serie, que quiere creer que estamos tan dedicados a este proceso como ellos, que estamos mirando las detalles y la importancia de la mitología como ellos. Y te puedo decir que esto es absolutamente lo que pasa. Son conversaciones interminables sobre estos temas.

Por lo tanto, comentas la idea de estar “fijado”. No creo que algo jamás pueda estar fijado en Star Wars. No puede. Tienes tantas posibilidades que no quieres llegar a un punto donde crees que has tomado una decisión, y luego cerrarte a explorar otras posibilidades y consideraciones. Y cuando tienes a muchas personas inteligentes que son fans de Star Wars en un sitio, eso nunca va a dejar de ocurrir. Yo he encontrado que, en los siete años que hemos estado haciendo esto, es lo que lo hace tan divertido. Añadimos a personas a la familia y esas voces se convierten en voces importantes en el proceso creativo.

Michelle Rejwan: Tengo que decir que esta película, en particular, ha sido un desafío tremendo. Hemos tenido que sintetizar no solo la trilogía, sino nueve películas, la saga entera, y proporcionar un sentimiento de satisfacción emocional e inevitabilidad mientras retenemos el sentimiento de sorpresa. Era muy importante para nosotros desde el principio. Y esa es parte de la razón por la cual [hacer] esta película fue tan difícil, porque estás tomando todos los hilos y haciendo un gran conclusión. Todas las historias de los personajes de 1977 y más allá. Así que sentimos que hace lo que tiene que hacer y proporciona esa satisfacción. Lo esperamos.

Las antiguas películas impactan The Rise of Skywalker.
Las antiguas películas impactan The Rise of Skywalker.
Imagen: Disney

io9: Dices que no puedes fijar algo como definitivo en Star Wars. No obstante, el marketing para la película dice que es “el final de la saga Skywalker”. Da igual lo que ocurre en esta película, la historia podría continuar. Por lo tanto, ¿ponerle esa etiqueta no es constrictivo desde la perspectiva creativa?

Kennedy: Solo es constrictivo con respecto a los Skywalkers, porque “la saga” en realidad hace referencia a la familia Skywalker. Y eso es lo que estamos concluyendo. Hay una inevitabilidad en eso por los actores y los personajes que interpretan. Así que es lo que estamos considerando. Por lo menos en mi vida, no va a haber un final a Star Wars. Así que esto no es el final de Star Wars, es el final de la saga sobre esa familia.

io9: Obviamente, J.J. Abrams no era el primer director asociado con esta película, así que sin dar spoilers, ¿qué fue lo que no funcionó en la versión de Colin Trevorrow?

Kennedy: Bueno, yo no diría que no funcionó. Colin tenía una seria desventaja porque no había sido parte de The Force Awakens y no había estado en las conversaciones que habíamos tenido en aquel momento sobre dónde iba a ir la historia. Como cualquier proceso de desarrollo, fue en el desarrollo, momento en el cual estábamos mirando un primer borrador, donde nos dimos cuenta de que quizá iba en una dirección en la que muchos no nos sentíamos a gusto. Y estábamos siguiendo un calendario, lo cual es normal con estas películas, y tuvimos que tomar una decisión sobre si pensábamos que podríamos llegar a tiempo o no. Y como dije, Colin estaba en desventaja porque no había estado en todo lo que hicimos empezando con el Episodio VII.

J.J. Abrams y Kathleen Kennedy.
J.J. Abrams y Kathleen Kennedy.
Foto: Disney

io9: Una de las grandes decisiones que hicieron J.J. y Chris Terrio fue traer al Emperador de vuelta en una forma u otra. ¿Se preocuparon sobre si traer de vuelta a un villano de las dos anteriores trilogías debilitaría los finales de esas trilogías?

Rejwan: Creo que existía ese sentido de inevitabilidad de que Palpatine había sido parte de las tres y de la gran historia de las nuevas películas, ha estado ahí desde el principio. Y su presencia en esta película, no vamos a dar spoilers, pero cuando la ves, sentimos que no solo se siente inevitable, pero el final donde le dejamos la última vez, en Return of the Jedi, era muy importante para J.J. y Chris y para todos. Lo hablamos muchísimo. Así no, no lo creo. Creo que definitivamente se siente como está en el ADN de la novena película. Y parecía apropiado tener su presencia en esta película.

io9: ¿En qué momento sintieron que todo tenía sentido cuando hicieron esta película? ¿Cuándo dijeron, “Lo tenemos. Así vamos a terminar esta saga de Star Wars”?

Kennedy: Creo que había un momento cuando estábamos rodando cuando tuvimos este momento de epifanía. Cuando todos nosotros dijimos claramente, “Sí, esto se siente correcto”. ¿El cómo, cómo llegamos y los detalles? Estábamos trabajando hasta el final. Y creo que lo bueno sobre el diálogo que ocurría constantemente con J.J., Michelle, Chris y yo misma era que todos nos conocemos muy bien — Chris era el único que no conocíamos muy bien — y había un sentido de que podríamos hablar de forma libre, con confianza y con honestidad. Nadie se preocupaba por ser demasiado educado. Si creías que algo no tenía sentido, si no podías seguirlo, si pensaste, desde el punto de vista de un fan, que nos estábamos alejando de la saga y que era muy loco, [nadie tenía miedo de decirlo]. Nadie tenía miedo de decirlo porque sabíamos lo importante que era hacer esto bien. No ignoramos nada.

Rejwan: No [ignoramos nada].

Kennedy: Si empezamos a ir por un camino y luego leíamos las páginas y hablábamos el uno con y otro y no teníamos un punto de vista de verdad, un punto de vista sólido y fuerte, nos dirigíamos a J.J. Estoy segura de que diría que discutimos muchas cosas con él y que no teníamos miedo.

Rejwan: Creo que nos presionamos mucho los unos a los otros para ser mejor.

Carrie Fisher y Daisy Ridley en The Rise of Skywalker.
Carrie Fisher y Daisy Ridley en The Rise of Skywalker.
Imagen: Disney

Kennedy: Sí, y no teníamos miedo de decir, “No, no lo veo. Aquí es dónde tengo un problema. Esto no está cuajando”. Todos éramos muy honestos el uno con el otro porque reconocimos lo importante que era. Y me siento muy afortunada de tener a ciertas personas dentro de Lucasfilm que de verdad conocen a Star Wars. Conocen a Star Wars de una forma muchísima más profunda que yo. Y creo que se sentaron a los pies de George durante mucho tiempo. Entienden fundamentalmente lo que siempre fue muy importante para él en términos de definir esta mitología y entender esta mitología. Y es importante tener la contribución de esas voces. [Hemos consultado] con Pablo [Hidalgo] y Dave [Filoni].

Pero no es… he escuchado a algunas personas decir, “Bueno, ¿esa táctica no es simplemente la de tener un comité?” Y no lo es. He trabajado como una productora en filme durante toda mi carrera. Considero que tengo voz a la hora de tomar decisiones. Pero al final no es mi decisión. Al final es la decisión del director. Y tu trabajo es darles la mayor cantidad de posibilidades bien establecidas para que puedan escoger, para que puedan trabajar, para ver si va a funcionar dentro del historia y luego ayudarles a llegar a un punto de vista para seguir adelante. Y creo que teníamos esta gran relación de trabajo con J.J. en esto que nos permitió llegar a algo que todos sentimos que era profundo y satisfactorio. Y creo, toca madera, que los fans van a ver eso, van a sentir que les hemos escuchado. Creo que eso siempre ha sido algo muy importante para Lucasfilm. Los fans son tan importantes para nosotros como nuestro trabajo. Y espero que se sientan igual con esto. Parece ser que se sienten así con The Mandalorian.


The Rise of Skywalker se estrena en cines el 20 de diciembre.

Share This Story

Get our newsletter