Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

La marina de EEUU patenta un arma que impide hablar usando la misma técnica que algunos usuarios de Zoom

Para hacerte callar no hay nada mejor que obligarte a escuchar tu propia voz

We may earn a commission from links on this page.
Un dispositivo de comunicaciones de largo alcance, a menudo llamado cañón sónico o LRAD, a bordo de un barco de la marina estadounidense.
Un dispositivo de comunicaciones de largo alcance, a menudo llamado cañón sónico o LRAD, a bordo de un barco de la marina estadounidense.
Foto: LRAD Corporation / CC BY-SA 3.0 (Fair Use)

En estos tiempos de pandemia rara es la persona que no ha tenido que incorporar Zoom, Teams o alguna otra aplicación de videoconferencia a su vida cotidiana. ¿Alguna vez te has topado con el típico usuario que no apaga su micrófono? Pues la Marina de Estados Unidos va a usar eso mismo como arma.

La marina acaba de obtener la patente para un nuevo tipo de arma disuasoria que comenzó a desarrollar en 2019. El dispositivo se llama AHAD (Handheld Acoustic Hailing and Disruption). El arma consiste en un sistema de micrófonos y altavoces direccionales que literalmente graban la voz de un blanco y se la devuelven con un lapso de unos pocos segundos. Sí, exactamente lo mismo que ocurre cuando ese irritante usuario de Zoom que no ha silenciado su micrófono y que encima usa altavoces crea un bucle que comienza a retransmitir en directo la voz de los demás durante una llamada.

Resulta que tanto el usuario poco considerado de videoconferencias como la nueva arma se basan en un mismo principio conocido como Retroalimentación Auditiva Retardada (Delayed Auditory Feedback o DAF). El DAF ha demostrado ser de mucha utilidad para tratar algunos casos de tartamudeo, pero cuando una persona que no tiene dificultades en el habla es sometida al sonido de su propia voz con un ligero retardo a menudo pierde la habilidad para controlar el habla con catastróficos resultados. Hay personas que se traban al oír su propia voz de este modo. Otras directamente son incapaces de hablar o lo logran, pero son incapaces de mantener su discurso mucho tiempo. Solo algunos sujetos entrenados para hablar o acostumbrados a hacerlo en público logran resistirse a los efectos del DAF.

Advertisement
Imagen del dispositivo registrado junto a su patente.
Imagen del dispositivo registrado junto a su patente.
Imagen: Oficina de patentes de Estados Unidos (Other)

El arma patentada por la marina estadounidense lleva tres años en desarrollo y se basa en micrófonos direccionales que captan la voz a distancia para después enviar esa voz en bucle al mismo punto donde se generó. Salvo por la parte de captar la voz y devolverla, la tecnología en la que se basa no es especialmente nueva. La marina lleva años usando enormes cañones de sonido circulares llamados LRAD que permiten transmitir sonido direccionalmente a largas distancias. Se supone que la AHAD serviría para anular las comunicaciones verbales del enemigo en el campo de batalla. Letal, desde luego no es, pero tiene pinta de que al menos resultará terriblemente irritante. [New Scientist vía IFL Science]