Foto: Sandisk

Inventar cosas nuevas, y luego hacerlas un poco más pequeñas. El modelo tick-tock creado en su día por Intel es un buen resumen de cómo funciona la electrónica de consumo en general. El último ejemplo es una memoria USB-C presentada por Sandisk en el CES 2018. En sus 4cm cabe la friolera de 1TB.

Advertisement

No es la memoria con más capacidad del mundo (ese récord sigue estando en manos de la Kingston Data Traveler Ultimate GT) , pero si la más pequeña con esa capacidad. Lo más interesante es que cambia el USB tradicional por un conector Type C que lo hace compatible con los smartphones Android de última generación. Si tu problema es la falta de espacio para fotos y vídeos, este sencillo accesorio será la solución definitiva.

Y decimos será porque Sandisk no ha revelado ni precio ni fecha de lanzamiento. La memoria es un prototipo funcional, pero aún tiene que entrar en producción. Mientras tanto, habrá que seguir borrando vídeos de la memoria. [vía The Verge]