Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Este cargador inalámbrico es ideal para que ESA persona que conoces por fin haga backup de sus fotos

Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

Siempre he pensado que los mejores inventos son esos que se integran a tu vida de una manera tan natural que en un par de días de te olvida que están ahí, pero ya no puedes vivir sin ellos. El nuevo cargador Sandisk iXpand es uno de esos dispositivos.

El Sandisk iXpand Wireless Charger es un concepto muy sencillo de explicar. Se trata de una base de carga inalámbrica para móviles compatibles con el estándar Qi con un disco duro dentro. Cuando detecta que ponemos un teléfono a cargar, automáticamente se pone a hacer una copia de seguridad de nuestras fotos. El concepto es tan insultantemente sencillo que uno se pregunta por qué no son así ya todos los cargadores inalámbricos. Nos pasamos toda la noche con el móvil cargando. Es el momento perfecto para que guarde nuestras fotos sin que tengamos que estar pendientes de hacerlo manualmente.

Advertisement
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

Sé lo que vas a decir. Hoy en día hay abundantes servicios en la nube como Google Photos que ya hacen eso de forma automática. Es cierto, pero para acceder a Google Photos hay que tener conexión, y nunca está de más tener una segunda copia en un disco local, sobre todo si eres de los que no gusta de subir fotos privadas a Internet.

Por otra parte, y como veremos a continuación, el dispositivo es sencillo, pero bastante limitado en sus funciones. En otras palabras, probablemente se te quede corto si eres un usuario profesional o demandas lo último de lo último en funciones. Sin embargo, es absolutamente ideal ideal para ese padre, ese abuelo o ese tío segundo que nunca hace backup de sus fotos y luego viene pidiendo ayuda “porque se le han borrado unas cosillas del móvil”. Probablemente ahora mismo estés pensando en esa persona. Hay que quererlos como son, y el iXpand Wireless Charger es un concepto que les hará la vida más fácil a ellos y probablemente a ti.

El proceso de carga

Físicamente el dispositivo es bastante grande, pero es una base acorde con el tamaño de los móviles actuales. Dos superficies antideslizantes bajo la base y sobre ella garantizan que el terminal no va a moverse de su sitio por muy resbaladizo que sea. El cargador funciona como cualquier otro de su clase. simplemente posas un dispositivo compatible encima (en este caso un Samsung Galaxy S9) y se pone a cargar.

Advertisement
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

El móvil debe estar bastante centrado sobre la base (si lo posamos lejos del centro no carga) y no permite cargar varios dispositivos a la vez. Por fortuna, la carga funciona sin tener que retirar la funda por muy gruesa que sea esta. Según mis pruebas carga hasta separado hasta unos tres milímetros de la base, que es una distancia muy superior al grosor normal de una funda. Tampoco he observado que el móvil se caliente especialmente.

Advertisement

El Sandisk iXpand Wireless Charger tiene una potencia de 10 vatios. Es bastante más de lo que tienen muchos cargadores inalámbricos. Pese a ello, no supera a los cargadores de cable convencionales de terminales como los últimos Huawei, que funcionan a 25 o 30 vatios. Esto significa que va tardar lo suyo en cargar, un inconveniente común a todos los sistemas de carga inalámbrica. Si eres de los que agotan la batería en una mañana, vuelve a casa a por un “chupito” de energía en media hora y sigue su camino, este cargador probablemente no sea para ti. Ningún cargador inalámbrico lo será.

Advertisement

Copiar y gestionar fotos

La parte del Backup de fotos requiere algo más de preparación. Hay que descargarse una aplicación llamada Sandisk iXpand Charger disponible para iOS o Android. Desde esa app configuramos la base de carga para que se conecte a la wifi de casa, que es el puente por donde copia las fotos del teléfono al disco duro. La aplicación lleva la cuenta de cómo va el proceso de carga y de backup. De hecho permite también sincronizar contactos de la agenda.

Advertisement

Hay un detalle extraño en el hecho de que utilice la red wifi de casa como puente para las fotos. Al principio pensaba que así la copia de seguridad puede seguir funcionando si por lo que sea quitamos el móvil de la base. No es así. Si lo separamos de la base de carga, la subida de fotos se detiene, lo que no tiene mucho sentido.

Capturas de pantalla de la aplicación iXpand
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
Advertisement

Es posible sincronizar varios teléfonos con la base para que guarde las fotos de todos ellos, pero no se puede hacer simultáneamente. Solo carga y hace backup de un terminal a la vez porque solo carga un móvil a la vez. La memoria interna del iXpand Wireless Charger es de 128 o 256 GB según el modelo que elijamos. En la parte inferior tiene un puerto MicroUSB con el que conectar la unidad a la computadora como si fuera un disco duro externo cualquiera. El acceso a la unidad no requiere de ningún software específico. Es solo cuestión de conectar y copiar o borrar lo que queramos.

Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
Advertisement

Desde la propia aplicación también podemos acceder a las fotos que hemos guardado en la unidad, recuperarlas, y borrarlas en el disco o en nuestro móvil, pero el proceso es más lento y tedioso que desde un PC. Otro detalle que encuentro absurdo es que, ya que es un disco duro conectado a la wifi de casa, no exista una aplicación para acceder a él desde el PC y así no tener que moverlo de su sitio para conectarlo por cable.

En resumen

El iXpand Wireless Charger es una idea excelente a la que aún le faltan unos toques si quiere ser atractiva para un público profesional o que exige amplias prestaciones a lo que compra. Para empezar, echo de menos un puerto USB-C para que la transferencia de archivos al PC sea más ágil. Para continuar, y esto es probablemente lo que menos me gusta, no se puede personalizar la carga de archivos. En otras palabras, la versión actual no permite elegir que haga backup de solo unas carpetas concretas del teléfono. O lo copia todo, o no copia nada.

Advertisement

Como digo, la idea es muy buena, pero echo de menos una versión pro con más funciones, más personalización, más capacidad de almacenamiento y, sobre todo, transferencia más rápida. El iXpand Wireless Charger está disponible en versiones de 128 y 256GB as un precio de 100 o 146 euros.

Lo bueno

  • Una vez configurado, no requiere de ninguna atención por parte del usuario.
  • Es sencillo de usar y todo se puede gestionar desde la aplicación.

Lo malo

  • Conexión MicroUSB... en 2019...
  • La aplicación interrumpe el backup si dejamos de cargarlo.
  • Es bastante lento cargando en comparación con un cargador tradicional.
  • No se pueden seleccionar carpetas específicas para copiar.

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key