Sabemos que algunas estrellas masivas explotan en un fenómeno conocido como Supernova, pero nunca hasta ahora se había podido contemplar ese espectáculo. Astrofísicos de la NASA han logrado recrear por primera vez cómo es ese proceso en una simulación gracias a los datos ofrecidos por el telescopio espectroscópico de gama nuclear o NuSTAR.

Advertisement

El NuSTAR es un telescopio espacial de rayos X puesto en órbita en 2012. Su objeto de investigación más reciente eran los restos de Cassiopeia A, (sobre estas líneas) una supernova que explotó en la constelación del mismo nombre, y que es la fuente de ondas de radio más potente fuera de nuestro sistema solar.

El resultado del análisis espectroscópico ha permitido reconstruir, milisegundo a milisegundo, la explosión de esta estrella en un modelo tridimensional. El resultado es interesante porque no se ajusta a lo que los astrónomos esperaban. Fiona Harrison, principal investigadora del proyecto NuSTAR en el Instituto Tecnológico de California, lo explica así:

Las estrellas son, b√°sicamente, esferas de gas incandescente. Por ello se podr√≠a pensar que, cuando llegan al final de su vida y explotan, lo hacen de manera uniforme, como una esfera de energ√≠a expandi√©ndose a toda velocidad. Los nuevos resultados muestran que el n√ļcleo de la explosi√≥n aparece distorsionado, posiblemente debido a que las regiones interiores de la estrella posiblemente se derraman hacia el exterior, como burbujas hirviendo, antes de explotar.

Advertisement

El aspecto de los momentos previos a la explosi√≥n es como si la estrellara literalmente, rompiera a hervir. Bajo estas l√≠neas ten√©is un v√≠deo que muestra con detalle la reconstrucci√≥n tridimensional de c√≥mo explota una estrella seg√ļn los datos de NuSTAR. [NASA]

Imágenes y vídeo: NASA / Caltech